Archivo para enero, 2011

SOIS TODOS SANPAKU:

Posted in macrobiotica with tags on enero 13, 2011 by circulodaikon

                                    UN PAIS DE SANPAKU:

 La gran sociedad de los Estados Unidos de América dispone de lo que es llamado “el más elevado patrón de vida”entre todas las naciones del mundo. No obstante, todavía estoy por encontrar un niño americano (dejando de lado los adultos), en todos mis viajes a través de este país, que pueda sobrepasar 60 de los 100 puntos de valuación de salud y felicidad que fue establecida hace siglos por los sabios de extremo oriente.

Durante siglos, los sabios de extremo oriente  han medido el estado de salud de acuerdo con las seis condiciones siguientes:

AUSENCIA DE FATIGA: La fatiga es la consecuencia de la enfermedad y de la molestia. Una persona sana nunca siente cansancio. Un hombre sano esta siempre pronto para enfrentar dificultades, una después de otra, recibiendo bien los grandes problemas, y las situaciones imposibles, encarándolas como una aventura, un desafío.

Cuando mayor es el problema, tanto mayor el placer de superarlo.

BUEN APETITO:Un buen apetito es la esencia misma de la salud. Si alguien puede saborear el alimento más simple, con la más profunda gratitud hacia el creador, es porque posee un buen apetito. Quien siente apetito por un simple pan negro o plato de arroz oscuro, posee un buen apetito y un estomago fuerte y sano.

El apetito sexual y su satisfacción natural también constituyen índices de buena salud. El hombre o mujer que no posee deseos sexuales y no placer en su satisfacción, esta fuera del orden del universo, esta violando las leyes de la naturaleza y careciendo de un ingrediente esencial de salud.

SUEÑO PROFUNDO:  Si caéis en sueño profundo, dentro de tres o cuatro minutos después de apoyada la cabeza en la almohada, en cualquier lugar, si pudierais dormir profundamente, sin hablar en sueños o soñar, si pudierais despertar en cualquier momento que deseareis, en la hora mentalmente fijada antes de dormir, si os sintierais muy bien con cuatro a seis horas de sueño. Si no pudiereis dormir de esta manera es porque hay algo básicamente errado en vuestro estado de salud.

BUENA MEMORIA:La memoria es la brújula de nuestra personalidad. Nuestra capacidad de memoria debe desenvolverse cada vez más con la edad. Sin una memoria fuerte precisa y correcta, la mente y el cuerpo son un poco más que una máquina. Sin buena memoria, el buen juicio es imposible y sin buen juicio, todo nuestro estado físico y mental puede estar perdido, nuestra buena salud esta en razón directa con nuestra memoria de aquello que vemos u oímos. Cualquier señal de mala memoria es señal de mala salud.

BUEN HUMOR:Una persona sana nunca da lugar a la rabia, esta siempre satisfecha y alegre en cualquier circunstancia. Su voz, sus actitudes, hasta su crítica misma, transiten buen humor, el hombre sano tiene admiración por todas las cosas: por un grano de arena, por una caída de agua y por todos los seres humanos. Se puede aprender mucho hasta de un enemigo cruel y fuerte.

RAPIDEZ DE RACIOCINIO Y DE EJECUCIÓN:Un hombre que goza de buena salud es capaz de emitir juicios sólidos, inmediata e instintivamente, actuando con rapidez y precisión. Lo inmediato es una expresión de libertad. Aquellos que son inmediatos, rápidos y precisos están siempre preparados para enfrentar cualquier desafío, cualquier emergencia, cualquier accidente. Gozan de buena salud, se ponen en evidencia por su capacidad de crear la belleza y el orden a su alrededor y en sus vidas cotidianas. La vida, la salud, la divinidad y la eternidad son una cosa única. Nuestra salud personal y la felicidad son expresiones del orden del universo y se traducen en los menores detalles de nuestra vida.

De las seis condiciones de salud las tres primeras son fisiológicas y las tres últimas son psicológicas. Usando esta antiguo criterio de oriente como guía para valuar la propia salud, podéis atribuir diez puntos para los primeros tres criterios físicos, veinte puntos para cada uno de los siguientes y treinta puntos para el  ultimo.

Partiendo de este índice de 100 puntos si cualquiera puede, honestamente, atribuirse 40 puntos, goza de salud relativamente buena.

En los Estados Unidos se gastan billones, anualmente, en pesquisas médicas, en seguro medico y hospitales, en medicación y drogas, en tratamiento médico y quirúrgico, en asilos y casa de salud, en la formación de médicos y enfermeras. A pesar de todo esto la población sufre en cierta forma de enfermedades crónicas. Solamente un pequeño porcentaje de toda su población está libre de de cualquier especie de enfermedad o defecto físico.

Los hechos duros presentados al presidente de los Estados Unidos por su comisión especial de salud pública, en diciembre de 1964 son perturbadores. En 1963, las enfermedades de las arterias del corazón causaron el 55 % de todas las muertes de los Estados Unidos y el cáncer 16%. Los derrames causaron la muerte de 201.000 personas, enfermedades de las arterias, fuera del cerebro, combinadas con las enfermedades del corazón, mataron 793.000. El cáncer mató 285.000 muchas de estas muertes fueron prematuras, lo que es comprobado por el hecho de haber alcanzado a personas menores de los 65 años.

“Diariamente – dijo la comisión presidencial- mueren hombres y mujeres que no precisarían morir. A cada hora, una cantidad de familiares es alcanzada por una tragedia que no precisaba ocurrir”

la comisión propuso una subvención gubernamental de tres billones de dólares durante los cinco primeros años para fabricar “medicamentos milagrosos”, accesibles a todos, y para investigar sobre mejores métodos de tratamiento hospitalarios.

Hace diez años, otra comisión presidencial hizo un relatorio declarando que 25 millones de americanos vivos morirían de cáncer, a no ser que el índice de mortalidad de aquella enfermedad fuese disminuido. El medico personal del presidente Einsenhower dijo, dirigiéndose al congreso, que la enfermedad del corazón era una “epidemia americana moderna” que transformo a los estados unidos en uno de los países menos saludables del mundo.

A despecho de anunciados programas intentando posibilitar su erradicación inicial y su diagnostico, el cáncer llego al punto de causar mayor numero de muertes entre los niños americanos que cualquier otra enfermedad, solamente sobrepasada por los accidentes fatales.

Los Estados Unidos poseen más hospitales mentales y sanitarios, más psiquiatras y psicoanalistas que cualquier otro país del mundo, calculándose que un americano entre diez pasó una parte de su vida en una institución mental.

Los Estados Unidos disponen de una organización de las más amplias y costosas, publica y privada, para la asistencia prenatal de las madres y, no obstante, nace un niño retardado cada 15 minutos. Cerca de cinco millones y medio de americanos son mentalmente retardados y, dentro de cinco años, según las estadísticas oficiales, este numero aumentara a 6,4 millones, más que toda la población de los Angeles.

Cada año, las gigantescas industrias farmacéuticas americanas fabrican nuevos medicamentos milagrosos y, no obstante, en cada invierno la mitad de la población es atacada por resfriados o de alguna especie de enfermedad de las vías respiratorias.

La cultura americana transformó en una religión la búsqueda de la satisfacción y felicidad sexual. No obstante, las publicaciones y estadísticas criminales en los estados unidos presentan las mismas historias lamentables de personas que son esclavas de actos sexuales anormales.

Las perturbaciones alérgicas afligen a cerca de 20 millones de americanos. Las enfermedades del sistema nervioso alcanzan a los 15 millones. La arterioesclerosis y las enfermedades del corazón afectaron crónicamente a cerca de 10 millones. La psicosis y psiconeurosis a más de 16 millones. Las ulceras a más de 8 millones. La atrofia muscular, la tuberculosis, la esclerosis múltiple y la paralización cerebral condenan a otro millón. Más de 10 millones sufren de defectos visuales, un numero parecido sufre de alguna especie de sordera. Son calculados 15 millones como estériles. Más de 4 millones son alcohólicos crónicos. Un número incalculable de personas esta presa de los narcóticos y barbitúricos y cerca de 40 millones –una entre cada cinco personas- sufre de obesidad crónica o exceso de peso.

Cada americano gasta una media de 300 dólares, anualmente en medicación directa, más que la renta total de jefes de familia de algunas naciones, los americanos gasta más de 100 millones de dólares por año en píldoras para dormir y más millones en otras para despertarse. Solamente de aspirina, cerca de 7 millones de kilos son consumidos anualmente en los estados unidos. Toneladas de píldoras para aliviar la presión del vientre, para reducir el peso, para disminuir el apetito y para despertarlo, para calmar los nervios y para combatir el hábito de tomar píldoras.

La medicina oficial americana quedo tan fragmentada que ahora existen una cantidad innumerables especialistas para cada enfermedad y cada parte del cuerpo humano. El paciente ya no encuentra una salida a través de ese laberinto creciente de especialidades médicas, y los médicos están confundidos por una complejidad que  ellos mismos forjaron.

¿Cuál es la razón de ese caos en un país tan adelantado material y tecnológicamente?…

lógicamente los estados unidos no están solos, la mayor parte de la civilización occidental, sobre la cual los estados unidos ejercen una profunda influencia, esta, más o menos, en el mismo estado. Simplemente, en este ultimo país, el contraste entre la abundancia material y la enfermedad física y espiritual, es el más pronunciado de todos.

La intersección de la quinta avenida y de la calle 57, en la ciudad de Nueva York, tal como podría ser cualquier otra esquina, tal vez sea la encrucijada de América, tomada en el sentido limitado. Cada vez que regreso a América del norte, acostumbro ir allí, donde me dejo estar entre fascinado y horrorizado. Algunas veces, difícilmente puedo creer en lo que veo, cuando observo los ojos sanpaku de centenas de americanos que pasan a cada minuto.

Las frías estadísticas, oficiales o no, cuentan solamente parte de la historia. Los ojos del americano medio cuentan todo. El cuerpo no miente. Y los ojos, ventana del alma, mienten mucho menos. Casi todo americano que veía era, más o menos, “sanpaku”.

En extremo oriente, hace millares de años, todos conocen el significado de la palabra “sanpaku”.

Para gran sorpresa mía, entre tanto, constaté que en occidente no existe una palabra equivalente.

La palabra japonesa “sanpaku”, traducida literalmente, quiere decir: tres (san) blancos (paku). Indica la característica del ojo humano que presenta tres lados o áreas blancas, alrededor del iris. En el recién nacido sano, la parte inferior del iris-el globo colorido del centro del ojo- está abajo de la línea inferior de la vista, tal como un sol naciente.

El ojo tiene dos áreas blancas en cada lado del iris. En los ojos de un muerto el iris esta vuelto para arriba, en dirección del cráneo, siendo enteramente visible, el iris tiene tres lados blancos, “SANPAKU”. Cuando un hombre empieza a envejecer o a enfermarse, a medida que se aproxima a la muerte – tanto con siete como con setenta años de edad- La parte colorida del ojo, el iris, sube y descubre la parte blanca entre el párpado inferior  y el iris.

En éste caso conocido hace millares de años como “sanpaku”.Durante millares de años las personas de extremo oriente vienen mirando los ojos, unos de otros, controlando las señales de ese temible estado. Cualquier indicio de “sanpaku” significa que todo el sistema del hombre, físico, fisiológico y espiritual, está fuera de equilibrio. Pecó contra el orden del universo quedando, por consiguiente, enfermo, infeliz, demente, o como se acostumbra a decir en occidente: “predispuesto a accidentes”. El estado de “sanpaku” es una advertencia, un aviso de la naturaleza, de que nuestra vida esta amenazada por un fin próximo y trágico.

Si eso parece forzado, examine las fotografías de personalidades históricas y de lideres mundiales cuyas carreras fueron cortadas por muerte imprevista. Abraham Lincoln, Adolf Hitler, Ngo Dinh Diem, General Abdul Karim Kassem, Maria Antonieta, Archiduque Ferdinando, Presidente John Kennedy. Todos eran “sampaku”.

El “sanpaku” es un presagio útil tal como el dolor. Marilyn Monroe, como todas las fotografías revelan, era decididamente “sanpaku”. Muchos de los maniquís y modelos de las revistas de moda, exóticamente delgados y lindos, presentan la señal de “sanpaku”. Harían bien en preocuparse por su bienestar futuro.

El “sanpaku” es un presagio útil, tal como el dolor. Acusa el desequilibrio en el sistema humano, pide medidas restauradoras.

Examínese, así como a sus seres queridos. ¿sois “sanpaku”?.

Existe un remedio. Puede ser encontrado en una filosofía y en un sistema de restauración por medio del alimento-una dieta, si así queréis, o un tratamiento dietético de la falta de salud- originario del extremo oriente. Para uso occidental, lo llamo MACROBIOTICA ZEN.

     

fuente: “sois todos sanpaku”Nyoiti Sakurazawa (Georges Ohsawa)

丸大根

Estación verano (energía activa o del fuego)

Posted in macrobiotica with tags on enero 8, 2011 by circulodaikon

 

Corazón e intestino delgado están cargados de energía tipo fuego activamente expansible. El corazón está ubicado en el canal de energía primaria, el meridiano central que discurre por el interior del cuerpo y nutre a los chakras, meridianos, ramas de meridianos y celulas. La carga de energía más activa se halla a lo largo de este canal. El pulso rítmico de las fuerzas terrestres y celestes a lo largo del canal primario energiza directamente el chakra del corazón y produce la expansión y contracción del corazón. El intestino delgado es complementario del corazón. El centro del intestino delgado, el chakra hara, esta situado en el canal central, y se halla cargado de las energías del cielo y de la tierra que fluyen a lo largo de esa línea.

Correspondencia estacional y diaria. El corazon y el intestino delgado corresponden al verano y al mediodía, períodos en los que la energía activa del fuego es predominante en la atmósfera.

Correspondencia mental-emocional. Un desequilibrio energético en el corazón produce verborrea. La debilidad del hara o del intestino delgado en su conjunto lleva a cambios mentales frecuentes y a una falta de entereza o “agallas”.

 Adaptaciones dietéticas:

Los alimentos con energías extremas son nocivos para el corazón y para el intestino delgado, así como los aparatos circulatorio y digestivo en su conjunto. Normalmente las arterias y vasos sanguineos son abiertos y flexibles. Comer demasiados alimentos animales puede hacer que se atasquen con depósitos de grasa y colesterol. Si los vasos sanguineos se vuelven estrechos y constreñidos debido a estas acumulaciones, la sangre no circulará con fluides a través de ellos. Cuando esto ocurre en los vasos sanguineos que nutren al corazón, el resultado puede ser un ataque cardíaco, cuando ocurre en los vasos sanguineos que nutren al celebro, el resultado puede ser un ataque de apoplejía. Ambas afecciones son muy comunes hoy en día debido a que la gente come abundancia de huevos, queso, carne y otros alimentos grasos de origen animal. Como podéis ver, comer alimentos de una energía contractiva extrema restringe o suprime la función natural del corazón a la hora de distribuir la sangre. Una condición del corazon y del sistema circulatorio claramente constreñida aparece frecuentemente como un endurecimiento de la punta de la nariz. Esta condición va habitualmente acompañada de inflexibilidad y dureza corporales, o la piel seca y dura.

El otro tipo principal de actividad cardíaca surge por los muchos alimentos extremadamente yin de la dieta. Azucar, alcohol, chocolate, refrescos, helados, drogas y medicinas que debilitan el músculo cardíaco y los vasos sanguineos. Esto puede producir una amplia variedad de afecciones, incluyendo prolapso de la válvula mitral, hipertensión, agrandamiento del corazón, y demás. Una condición netamente expandida del sistema circulatorio aparece externamente como un aumento de tamaño o hinchamiento de la punta de la nariz, o a veces un color rojizo (causado por la dilatación de los capilares de la piel) sobre la punta de la nariz o en la cara en general.

Como ejemplo del modo en que el consumo excesivo de alimentos o bebidas yin fuerte afecta el corazón, un estudio publicado en el ejemplar de febrero de 1989 de la revista de medicina de Nueva Inglaterra, revela que un consumo excesivo de alcohol extendido en el tiempo era nocivo para el corazón y para otros músculos del cuerpo. Aunque no se mencionaba en el estudio el consumo excesivo y por largo tiempo de azucar, chocolate, frutas tropicales, refrescos y otros alimentos o bebidas extremadamente yin tienen un efecto similar.

Nuestro tracto digestivo está idealmente diseñado para la digestión de alimentos vegetales. Los intestinos humanos son mas largos que los de carnivoros como los leones y los tigres. Nuestros intestinos, largos y retorcidos, suministran una amplia oportunidad para que los alimentos animales se disgregen en bacterias tóxicas y compuestos como el amoníaco. Los subproductos tóxicos generados por la descomposición de alimentos animales se acumulan en los intestinos y merman el número de bacterias beneficiosas que allí habitan, mientras que las grasas saturadas de los alimentos animales atascan los capilares en las vellosidades intestinales, y disminuyen su capacidad de absorción.

Los alimentos fuertemente expansivos “yin” hacen que las vellosidades se dilaten de forma crónica, y esto también debilita su capacidad para absorber partículas alimenticias digeridas. Estas condiciones pueden conducir a una situación en la que la persona debe comer de continuo cantidades de alimentos cada vez mayores, a fin de obtener nutrientes. Se acaba comiendo mas y usando menos, el resultado es la obesidad combinada con una deficiencia nutricional.

Entre los cereales y sus parientes inmediatos, el maiz corresponde a la energía del fuego y restaura el equilibrio en corazón e intestito delgado. El maiz recien cosechado en verano es especialmente beneficioso. Puede comerse directamente en la mazorca (sin mantequilla) o usarse en sopas, verduras, algas y una variedad de otros platos. La verdura de verano, incluidos el pepino, las verduras de hojas grandes, como las hojas de mostaza y la col china, y otros productos frescos de granja y huerta, ayudan tambien a disolver los depositos de grasa y el colesterol del sistema circulatorio.

Las algas personifican las cualidades de flexibilidad y fortaleza ideales para armonizar el corazón y los vasos sanguineos. Su flexibilidad procede de su crecimiento en un entorno acuoso donde se cimbran suavemente bajo la influencia de las olas y de las corrientes marinas. Su fuerza viene de su alto contenido mineral. Cuando se comen de forma regular como parte de una dieta equilibrada, algas como wakame, kombu, arame e hijiki imparten fuerza y flexibilidad al sistema circulatorio en su conjunto.

Las plantas procedentes del mar son tambien buenas para los intestinos. Las vellosidades del intestino delgado son amebas unicelulares o algas primitivas que absorven nutrientes. Las plantas marinas mas antiguas y primitivas que las plantas terrestres, fortalecen las vellosidades. Los alimentos fermentados de forma natural poseen también una naturaleza primitiva debido a las bacterias y enzimas que contienen. Su ingestión ayuda a fortalecer a las beneficiosas bacterias que habitan en el intestino delgado. (Estas bacterias se ven reducidas por el azucar, la carne, los derivados lácteos y los antibióticos). Adecuadamente utilizados los alimentos fermentados como los escabeches, el chucrut, la ciruela umeboshi y los alimentos de soja fermentados como el miso y la salsa de soja tamari, son todos beneficiosos para los intestinos. La sopa de miso, en la que se incuyen wakame, kombu u otras algas marinas, es especialmente buena para fortalecer el intestino delgado.

En estados unidos la mortalidad por enfermedades cardiacas es la mas alta del mundo y la medicina occidental  no se le puede oponer ni tiene medios preventivos o curativos, aunque se hayan invertido enormes sumas en su investigación.

Según nuestra medicina oriental las multiples causas de enfermedades cardiacas son todas de categoría yin. El corazón es uno de los órganos mas yang de nuestro organismo y por consecuencia su mas grande enemigo es yin.

 TEKKA: tomar 30 gramos de loto, 30 a 40 gramos de raiz de bardana, 30 gramos de zanahoria, 5 gramos de jengibre, 90 gramos de aceite de sésamo y 150 gramos de miso.

Picar las verduras y freír la bardana con la mitad de aceite. Agregar la zanahoria y cocinar. Luego añadir jengibre , miso y el resto del aceite. Cocinar hasta que este seco. Este plato es bueno para todas las enfermedades yin.

 RAIZ DIENTE DE LEON:

Lavar sin descascarar , picar y saltar en aceite, salar y agregar shoyu ,alimento excelente para artríticos, reumáticos, cardíacos y personas que sufren de polio.

 CAFÉ DE DIENTE DE LEON:

Lavar y secar raices de diente de leon que podrán cortarse en pequeños trozos y tostar en un poco de aceite. Luego moler. Hervir 10 minutos a razon de 1 cucharadita por taza de agua.

Colar y servir, las personas que prefieren un sabor amargo pueden agregarle achicoria. Este café es muy bueno en caso de enfermedad cardiaca o del sistema nervioso.

 SHIO-BAN:

(bancha con shoyu): Poner unas gotas de shoyu en el fondo de una taza y agregar te bancha caliente. Esta bebida es excelente contra la fatiga , recuperacion de heridas  y preventiva de problemas cardiovasculares. Purifica la sangre y es buena contra la neurastenia, gonorrea, nefritis, reumatismo, dolores estomacales (acides, úlceras e indigestiones) tambien indicadas para dolores de cabeza causados por abuso en la alimentación, sobretodo por excesos de aceites y productos animales.

 TE DE ARTEMISA:

10 gramos de hojas frescas o secas de artemisa en 1 taza de agua.

Hervir hasta reducir el líquido a 2/3 dejando hervir por 15 min.. para eliminar todo tipo de parásitos intestinales, tomar una vez por mes en ayunas. Tambien excelente para el corazón y estómago y en casos de disturbios menstruales.

 MISO FRITO:

Freir 100 gr. d miso en 30 gr. de aceite de sésamo. Tomar de 1 a 2 cditas. por día. Bueno contra tuberculosis, enfermedades cardíacas, diabetes, reumatismo, polio, y asma.

 HIJIKI GOMOKO:

Cortar en pequeños trozos zanahoria, raiz de loto, bardana e hijiki y freir en un poco de aceite y luego hervir a bajo en el agua de remojo del  hijiki.

 SHIO KOMBU: (kombu a la sal)

Remojar una gruesa alga kombu (laminaria japónica) en agua que se conservará para la cocción pues contiene numerosas sales minerales. Cortar en trozos de 3 cm. Agregar 3 veces su volumen de agua de remojo, salar y cocinar. Este plato es excelente contra artritis, hiper o hipo tensión, bosio, tumores, ateroesclerosis, descalcificación, hernia, hemorroides, etc.

A %d blogueros les gusta esto: