Archivo para marzo, 2011

RADIACTIVIDAD Y MACROBIOTICA:

Posted in macrobiotica with tags on marzo 26, 2011 by circulodaikon

SUPERVIVENCIA Y DESTINO HUMANO

 AUTODEFENSA NUCLEAR:

 LA ALIMENTACION VITAL:

 Quien come o bebe los alimentos y bebidas actuales, totalmente adulterados por sustancias químicas, venenosas, como conservadores, anti-oxidantes, estabilizantes, espesantes, colorantes, aromatizantes, edulcorantes, humectantes, acidulantes, antihumectantes, abonos, insecticidas, herbicidas, etc. Perderá completamente su facultad de resistencia, sucumbiendo a la selección natural por la radiactividad.

Por consiguiente, aún no ocurriendo una guerra termonuclear en el mundo moderno, la mayoría de las personas actuales están, inevitablemente, siendo asesinadas por los alimentos y bebidas envenenadas. De hecho, casi todos los alimentos y bebidas actuales industrializadas y comercializadas por motivos de puro interés comercial, son incomparablemente mucho más peligrosas que los mayores radiantes de la bomba nuclear.

En verdad , el aumento rápido en la incidencia de personas débiles, sin resistencia, impacientes, desalentadas, anémicas, enfermas, neuróticas, cardíacas, hepáticas, ulcerosas y cancerosas, es el resultado inocultable de la alimentación envenenada. Si esta tendencia descendente continúa, el género humano será destruido por sí mismo, aún sin ocurrir la tercera guerra mundial. Por consiguiente, quien tenga voluntad de sobrevivir, necesita antes de todo  acostumbrarse a consumir una alimentación natural integral, vital y equilibrada.

 LA INMUNIDAD NATURAL:

 El arroz integral, símbolo de una estructura completa de la naturaleza, junto con otros cereales integrales, verduras y legumbres naturales, contienen en calidad y cantidad satisfactorias, los elementos antitóxicos, antisépticos, anticancerígenos y antirradiactivos, conjuntamente con todas las sustancias nutritivas indispensables. En especial, el fortalecimiento de autodefensa y auto-resistencia obtenidas por los consumidores de arroz integral es incomparablemente grande, Uds. Conocerán cómo funciona esto a través de la comprobación científica que confirma la fuerza de inmunización contra microbios, la acción rechazante contra las proteínas extrañas, la función fagocitósica en los glóbulos blancos, la exclusión en la absorción de sustancias innecesarias a la función del metabolismo celular, la excreción inmediata de la materia extraña en la función de anti-recuperación, etc.

Fueron criadas dos tipos de ratas de la especie usada especialmente para experimentación en laboratorio, uno con arroz integral y el otro con arroz blanco, separadamente.

Luego de dos semanas fueron inoculadas con un microbio disentérico. El grupo alimentado con arroz blanco murió con 1/3 de la cantidad de microbios que fue necesario para matar al grupo de arroz integral.

Aún más, cuando se repitió el mismo experimento, prolongando el tiempo, criando los animales separadamente, por un mes, el grupo de arroz blanco murió con 1/8 de la cantidad necesaria para provocar la muerte del grupo de arroz integral. También, cuando inyectaron el virus de la meningitis epidérmica directamente al cerebro del grupo criado con arroz blanco, murieron 8 de cada 10 ratas, mientras que el grupo de arroz integral  murieron solo 1 de 10, existe también un experimento efectuado con cobayos, para probar el shock de la anafilaxia: el grupo de 10 cobayos alimentados con arroz blanco murió en su totalidad, pero en el de arroz integral sobrevivieron 4 de cada 10 cobayos.

El resultado de los experimentos animales, relacionados con material radiactivo, tampoco exento a la conclusión que, sin considerar al arroz y los otros cereales, absolutamente ninguno puede providenciar una actitud infalible para la supervivencia humana. Justamente en el país donde se come más arroz, seleccionadamente, fueron tiradas dos bombas atómicas, como manifestación sugestiva de la profunda providencia.

LA ELIMINACION DEL MATERIAL RADIACTIVO DEL ORGANISMO:

 El estroncio 90 y el celsio 137 son dos isótopos radiactivos de los más peligrosos para el cuerpo humano. El celsio es la materia radiactiva de los rayos gamma y afecta en un corto lapso de tiempo indiscriminadamente, todos los órganos internos. Y el estroncio 90 con una vida media de aproximadamente 25 años, se infiltra por largo tiempo en la parte más profunda de los huesos. El estroncio 90 tiene más posibilidad de entrar en el interior del organismo, a través de los alimentos basados en vegetales, que absorben sus rayos bajo forma de falsos calcio y potasio, a los cuales se parece mucho. Por consiguiente, la influencia profunda y prolongada del estroncio 90 en el cuerpo humano, que puede provocar hasta cáncer óseo y leucemia, es muy seria. Pero el ácido fítico, que existe en cantidad suficiente en el arroz integral, excreta el estroncio 90 hacia el exterior, por su unión con éste. Por esto, para quien incluya arroz integral en su dieta, se reduce el peligro del estroncio 90. la formula química del ácido fítico es igual a la del inocitol (C6H6 (OH)6 6H3PO4), normalmente, el inocitol impide la absorción de los aminoácidos aginina, histidina y licina en el líquido endócrino ácido, uniéndose a éstos y llevándolos hacia el exterior del organismo. Pero dentro del líquido endócrino alcalino, el inocitol no permite la absorción del magnesio, calcio ni estroncio 90, uniéndose fuertemente a éstos y excretándolos. El ácido fítico existe en gran cantidad (240mg) en el arroz integral, comparado con la ínfima cantidad de 35 mg en el arroz blanco.

  En verdad, la condición indispensable para atravesar una catástrofe radiactiva es, indispensablemente, una alimentación basada en cereales y verduras integrales, naturales y equilibrados. Cuando se pierde el equilibrio del PH intestinal, sanguíneo y de las glándulas endócrinas hacia una condición ácida, el cuerpo absorbe fácilmente el estroncio 90 y el celsio 137,

Separándolos del ácido fítico (inocitol) presente en los cereales, el cual se disuelve en PH ácido, por lo tanto, cuando se equilibra el PH del intestino, de la circulación sanguínea y del líquido endócrino hacia un estado ligeramente alcalino, inmediatamente el cuerpo entero rechaza la invasión del estroncio 90 y del celsio 137, uniéndolos al ácido fítico, ahora indisoluble, y eliminándolos por las vías naturales.

Definitivamente, la ejecución diaria de la alimentación alcalinizante de los cereales integrales y vegetales naturales, es la condición indispensable para eliminar estos isótopos, que por otra parte impide la proliferación infecciosa de la mayoría de los agentes patógenos.

NAGASAKI:

 El 9 de agosto de 1945 cayó la segunda bomba atómica sobre la ciudad de Nagasaki, a 1800 mts, del epicentro se encontraba el hospital Francisco Javier dirigido por el joven doctor Tatsuichiro Akizuki, que practicaba macrobiótica después de estudiar con Georges Ohsawa. Todos los miembros del personal y los pacientes se alimentaban macrobióticamente, en especial con arroz integral y sopa de miso con algas y verduras.

Al producirse la explosión, el hospital del doctor Akizuki fue arrasado por el fuerte viento nuclear y quedó parcialmente destruido. En esa circunstancia no se conocía el origen de la explosión, los pacientes del hospital, todos ilesos, fueron transportados al sótano y al jardín. Allí prepararon unas cocinas de campaña donde se cocinaba el arroz integral y la sopa de miso.

El doctor Akizuki comenzó a comprobar que había una pauta que tenia que ver con la distancia.

“A mediados de septiembre, la sombra de la muerte alcanza nuestro hospital como una marea, todos nos sentimos mal y con diarreas y fatiga. Pero decidimos quedar en el hospital, atendiendo a nuestros pacientes y a los que venían de afuera, el circulo de muerte sobrepasó el hospital, atacando a personas que se hallaban más lejos del epicentro que nosotros, pero nosotros sobrevivimos”

El doctor Akizuki todavía dirige el hospital San Francisco Javier y ninguno de sus colaboradores y pacientes murió por los efectos de la radiactividad.

Fuente Tomio Kikuchi

Supervivencia y destino humano

Revista Vida Macrobiotica.

大根丸

EQUINOCCIO DE OTOÑO: ENERGIA ACUMULATIVA METAL:

Posted in macrobiotica with tags on marzo 20, 2011 by circulodaikon

 

Adaptación de acuerdo a los cambios climáticos:

 En la mayor parte del mundo experimentamos el cambio de estaciones, de más fría a más cálida a más fría. En las regiones templadas se verifican más claramente estos cambios en las cuatro alternadas estaciones de primavera, verano, otoño, invierno. Por otro lado, en las regiones polares y tropicales no se registran cambios claros de estación. La mayor parte de la población mundial vive en áreas donde los cambios estacionales son definidos. La vida biológica natural –plantas y animales- transforma la calidad de sus respectivas especies en cada cambio de estación. El hombre también debe seguir este cambio estacional. Si comemos productos estivales, como melón o zapallo de verano, durante la estación invernal, perdemos nuestra adaptabilidad al medio ambiente que nos rodea. El desarrollo de los transportes modernos ha estado violando este orden estacional al importar alimentos de regiones con climas diferentes.

En cada estación y en cada mes, de primavera a otoño, la naturaleza produce ciertos tipos de cereales, porotos, verduras y frutas. Estos productos deben ser consumidos en esos mismos meses o periodos, mientras que los que crecen  en estaciones y en otros meses deben ser evitados, durante la estación invernal, que no produce tanta vegetación, como en las demás estaciones, debemos consumir alimentos conservados por métodos simples. Los cereales, porotos y semillas y raíces y muchas verduras de hoja dura, así como fruta de otoño, pueden ser conservados muy fácilmente, y por lo tanto, ser usados en invierno. Exceptuando alimentos conservados por métodos tradicionales que incluyen pickles, secado y ahumado, deben evitarse los alimentos enlatados, congelados y conservados con métodos artificiales y químicos.

 Cocinando con las estaciones: (otoño):

 A fines del verano la energía empieza a fluir descendentemente hasta que se vuelve muy condensada a fines del otoño. A menudo el cambio de tiempo cálido a frío es repentino. Para mitigar esta circunstancia, podemos empezar por ajustar la dieta a fines de verano, incluyendo más zapallo de otoño y verduras de raíz. En el otoño, los alimentos son más abundantes que en otras estaciones. Así como los árboles producen una multitud de tonos amarillos, dorados, naranja, rojos, marrones y verdes ligeros, esos hermosos colores se encuentran en todos los cereales, porotos, zapallos, raíces y verduras de otoño, como la col, hojas de nabo, rábano y repollo. Muchos de los alimentos cosechados en otoño pueden ser conservados hasta la próxima primavera. El mijo y las verduras redondas, tales como cebolla, nabo, repollo, y zapallo pueden servirse más a menudo a fines de otoño. Durante los meses estivales a menudo se recargan de trabajo los riñones y la vejiga debido a un consumo excesivo de líquido, fruta, alimentos crudos y bocadillos salados en un intento de equilibrar el calor extremo. En el otoño, se experimentan los resultados de estos desequilibrios en forma de tos, resfríos y otras molestias de ajuste. La cocina más fuerte de otoño, junto con el cambio de clima, empieza a descargar ese exceso. En esta estación, empezamos a introducir más sabores y estilos de cocina ricos, tales como guisos de porotos, tempuras (frituras), guisos con cremas de cereales, arroz dulce y mochi, amasake caliente, y sopas de zapallo pisado y tartas de zapallo.

Se puede preparar platos de cocina más prolongados, tales como hervidos más largos de estilo nishime, saltados y kimpira. La verdura puede cortarse en trozos más grandes y se puede cocinar por más tiempo. Los platos de algas pueden incluir tempeh, tofu seco o soja. En el otoño los alimentos pueden ser condimentados con un poco más de sal y aceite. Se reduce sustancialmente la cantidad de comida cruda y pueden prepararse postres con fruta seca o cocida (de estación).

El sabor picante se relaciona con el otoño, y otorga una energía intensa y dispersante. Los alimentos picantes tienen un fuerte poder ascendente y saliente que estimula la circulación y ayuda a descargar materias desde lo profundo del cuerpo hacia la superficie ejemplos típicos incluyen la escalonia, el daikon, jengibre, y pimiento. Este tipo de sabor picante agudo es beneficioso para los pulmones e intestinos (metal). Pero los alimentos demasiado picantes, como algunas variedades tropicales, crean hiperactividad, sobreestimulan la sangre e irritan los intestinos.

Fuente: Michio y Aveline Kushi.

Aca el libro de Aveline Kushi. Cocinando con las estaciones para que lo descarguen:

macrobiotica las cuatro estaciones – cocina macrobiótica

 

“Podremos ver a nuestro alrededor  las injusticias practicadas sobre buena gente. Vemos diariamente gente sufrir desgracias que parecen sin razón para ellos. Nosotros mismos podremos encontrarnos con un accidente inesperado. Quizá consideremos que esto sea injusto y poco razonable, pero por lo general, no hay excepciones al orden del universo. En nuestra ignorancia somos incapaces de ver la causa y efecto, el mecanismo del movimiento vital. Todo y cada cosa sucede de acuerdo a cierto orden por una causa y proceso definidos. En este universo infinito no hay nada que sea injusto, sin razón o impropio, porque todas las cosas han surgido y se esfumarán conforme al interminable orden del infinito movimiento del universo, a menos que conozcamos el orden del universo, todo lo que estamos haciendo en esta vida, o en este planeta, se convertirá en cenizas.

Lo que estamos enfrentando es la degeneración biológica, psicológica y espiritual de la humanidad que puede llevarla a la gradual extinción del homo sapiens, aumentando el desorden de nuestro estado físico y mental, o a su desaparición instantánea por la destrucción mundial a través de una guerra nuclear. Todos en el mundo estamos en medio de un biológico diluvio de Noé. ¿Dónde encontraremos el arca que preserve nuestras vidas?

En el antiguo diluvio geológico de Noé, la salvación fue la construcción de un arca, pero en esta crisis biológica presente, la solución reside en nuestro propio estado físico mental y espiritual. Necesitamos una profunda autorreflexión para descubrir nuestros errores, y una revolución biológica que transforme nuestras enfermedades en salud.”

 大根丸

MACROBIOTICA DESARROLLO BIOLÓGICO:

Posted in macrobiotica with tags on marzo 11, 2011 by circulodaikon

 

RELACCION ENTRE LA ALIMENTACION Y NUESTRO DESARROLLO BIOLÓGICO; NORMAS PARA UNA BUENA ALIMENTACION:

Hablemos de nuestra alimentación y la influencia que ejerce sobre nosotros.

Las teorías científicas actuales son de carácter analítico: ¿Cuántos hidratos de carbono, proteínas, aminoácidos, y que clase de aminoácidos, vitaminas, etc., necesitamos? Este método no está mal, pero es solo parcial, no nos ofrece una imagen total. Con frecuencia cometemos errores, particularmente cuando desconocemos yin y yang.

Un ejemplo de ello lo constituyen las papas y los cereales, que por un setenta por ciento o más se componen de hidratos de carbono. Se suelen considerar los hidratos de carbono procedentes de papas o cereales como una misma cosa. el azúcar también se compone de hidratos de carbono. Los azúcares procedentes de los cereales son hidratos de carbono, pero existe una diferencia entre sacarosa y glucosa. También hay una diferencia entre azúcares monosacáridos y polisacáridos.

Y, aparte, de lo antedicho debemos prestar mucha atención a las condiciones climatológicas, a la temporada del año y otros muchos factores que ejercen su influencia sobre las plantas. Podríamos considerar el método analítico como un complemento de un enfoque más totalizador, que sirve para hallar el tipo de alimento que debemos utilizar. Pero antes que nada debemos prestar atención a nuestra evolución biológica.

 EL ORIGEN DE LA TIERRA:

Hace más de tres mil millones de años la tierra era todavía una masa de gases compuesta por elementos ligeros como nitrógeno, carbono, oxígeno, hidrógeno, etc. Algunos de estos elementos son yin, otros yang. El carbono es yang en comparación con el oxígeno. El oxígeno es un elemento más bien expansivo, mientras que el carbono tiene forma de polvo, yang. Yin y yang se combinan hasta formar una molécula. Igual como pasa en la actualidad en Júpiter, en esos tiempos remotos se producían continuamente tormentas. Las chispas de los relámpagos provocaban una expansión de moléculas, y entre los débiles átomos expandidos, átomos de carácter yin y átomos de carácter yang, se producían fusiones nucleares y transmutaciones, formando así elementos más pesados.

Los elementos pesados, como el hierro y el cobre, se trasladan al interior y los elementos más livianos hacia el exterior de la tierra. La fuerza centrípeta, yang, y la fuerza centrífuga, yin, ya estaban presentes, la corteza exterior se hacia cada vez más ligera y el núcleo interior cada vez más pesado. Mientras gracias a la combinación del oxígeno y del hidrogeno, se comenzaba a formar agua. Y en estas aguas había moléculas que dieron lugar a los primeros organismos vivos, formados por moléculas de proteína rodeadas por agua.

 En el sentido yin se formaron primero los musgos acuáticos, luego empezaron a desarrollarse las formas de vida yang, como los animales invertebrados, medusas, pulpos, etc.

Cada vez se formó una cantidad de agua mayor, mientras que continuaba la formación de elementos más pesados y minerales dentro de estas aguas. El agua se volvió salada. Bajo la influencia de estos minerales, los musgos se endurecieron y comenzaron a desarrollarse las primeras algas marinas. También los animales invertebrados se endurecieron, y la formación primitiva de esqueletos dio lugar a los primeros animales vertebrados, por ejemplo los peces. Según las evaluaciones, han pasado ya unos 2.800 millones de años desde la aparición de los primeros organismos.

Mucho más tarde, hace de ello aproximadamente 400 millones de años, un periodo mucho más breve, se produjeron los primeros grandes terremotos, que ocasionaron unas enormes olas. Esto duró un par de millones de años y dio lugar a la formación de las primeras tierras secas. Porciones de tierra salían del mar, volvían a hundirse, volvían a salir, etc.

Aparecieron las primeras formas de vida terrestre, diferentes tipos de musgos y hierbas.

Estos fueron comidos por animales que vivían tanto en la tierra como en el mar, los anfibios, como por ejemplo la rana. La tierra comenzó a calentarse, lo que provocó la expansión de las hierbas; el reino de las plantas prehistóricas. Geológicamente se llama este periodo el mesozoico. Los animales se siguieron desarrollando, aparecieron los primeros reptiles y las primeras aves.

Más tarde la tierra comenzó a enfriarse. Los árboles y hierbas grandes se redujeron de tamaño bajo la influencia del frío. Se volvieron más pequeñas y más duras; se desarrollaron plantas nuevas. Dichas plantas son los antepasados de la mayoría de nuestras plantas actuales verduras. Los animales que dependían de dichas plantas y que vivían en las mismas condiciones climatológicas se hicieron más pequeños que los dinosaurios, comenzó la época de los mamíferos, los antepasados del lobo, el tigre, el perro, el elefante, etc.

La tierra se enfrió todavía más. El fruto de las plantas prehistóricas era grande y jugoso. Luego se fue haciendo más pequeño y la piel se fue endureciendo. Ahora crecía en los árboles y sobre el suelo. Había comenzado la era de los árboles frutales y de las hierbas.

FORMACION DE LOS CEREALES:

 Muy poco después la tierra se volvió a enfriar mucho más todavía. La fruta se volvió más pequeña y comenzó a tener cáscara: los cereales. En el período de los árboles frutales había, entre los mamíferos, determinados tipos que vivían en los árboles y comían fruta. Se desarrollaron hasta formar los monos. Tras el desarrollo de los cereales se formó la raza humana, que no vivía en los árboles, sino en la llanura, y que vivía de cereales. El hombre es la última manifestación en la evolución de los animales.

 INFLUENCIA CELESTIAL DEL HOMBRE:

 Durante más de 3.2 millones de años de desarrollo biológico, la atmósfera que circunda la tierra ha cambiado gradualmente de un estado gaseoso denso y pesado a uno más liviano y más claro. La radiación celestial proveniente del sol, la luna, los  planetas, las estrellas y las galaxias han hecho llover sobre la tierra radiaciones más intensificadas al poder atravesar una atmósfera más clara.

Cuando el sol era el único brillante cuerpo celestial que enviaba su empañada influencia a través de la antigua nube gaseosa de la tierra, la vida biológica no consistía más que de seres unicelulares. Al comenzar la penetración de las radiaciones de la luna y los planetas a través de la atmósfera de la tierra, la vida biológica comenzó a diferenciarse en más divisiones celulares. A medida que cientos de miles de estrellas comenzaron a enviar sus variadas radiaciones, organismos multicelulares más complejos iniciaron su evolución. Cuando los millones de cuerpos celestes y sus movimientos comenzaron a enviar influencias desde los confines de las oscuridades espaciales, aparecieron plantas y animales altamente evolucionados. La constitución del hombre refleja su medio ambiente. Los sistemas del hombre, órganos y funciones, reflejan y corresponden al movimiento de grupos de constelaciones y galaxias, así como la influencia de los movimientos planetarios. Sin ellos, la vida humana no existiría, y sin su influencia el cuerpo humano no tendría su forma actual.

La fuerza de la influencia celestial que se irradia día y noche sobre la tierra, es 7 veces más intensa que la fuerza expansiva acelerada por la rotación de la tierra en el presente. La intensidad de la fuerza de la velocidad de escape de la tierra es de 7, mientras que en los demás planetas varía. La formación natural de olas en el océano muestra una proporción de 7:1 entre su extensión y su altura.

Las especies biológicas desarrolladas más recientemente, y en especial el hombre, tienen una relación de cabeza cuerpo de 1:7.

Esta proporción aparece en la estructura humana en muchos aspectos como la proporción promedio ideal.

La relación 1:7 entre la fuerza de influencia celestial (yang), fuerza centrípeta, hacia el centro de la tierra, y la fuerza de expansión generada por el movimiento de la tierra (yin), fuerza centrífuga, y nuestra estructura humana, sugieren que en nuestra absorción de ambiente físico en forma de alimento, líquidos y respiración deben estar compuestas en esta relación de 1:7.

Hablando prácticamente, nuestro consumo de ambiente físico debe consistir, en sus pesos comparativos, de mineral a proteína de 1:7; de proteína a carbohidrato 1:7; de carbohidrato a agua 1:7; de agua a aire 1:7. Esto por supuesto, varía conforme al estado individual y ambiental, entre 1:5 a 1:10.

Practicando en esta proporción el consumo de alimentos y otros factores, el hombre puede mantener el máximo equilibrio con su medioambiente, gozando de máxima flexibilidad en sus actividades. Esta es la llave más importante para alcanzar la salud y longevidad. Entre los muchos tipos de alimentos disponibles para el hombre, el cereal integral, sin refinar, contiene en general ese promedio de minerales a proteínas, de proteínas a carbohidratos.

Si queremos alcanzar el máximo de libertad y equilibrio, es decir, si queremos ser auténticamente humanos, debemos mantener al máximo esta proporción, los cereales son los que se acercan más a esta proporción 1 a 7, entre cielo y tierra.

Los cereales son un alimento vivo, se sabe que los alimentos emiten vibraciones. Además se ha comprobado que el grano de cereal posee más energía, y por lo tanto, más vida, que los cereales molidos y tratados de cualquier otra forma. El grano es al mismo tiempo la semilla y el fruto de la planta. Por consiguiente, contiene todos los electos necesarios para producir un nuevo ciclo de vida. De ahí que se recomienda consumir los cereales integrales, tal y como los hallamos en la naturaleza.

Con una misma unidad de superficie cultivada, los cereales pueden alimentar a más gente que cualquier otro tipo de cultivo (o cría). Los cereales se conservan muy bien y durante mucho tiempo, sin necesidad de conservantes.

Fuente:Michio Kushi                                          大根丸

A %d blogueros les gusta esto: