Archivo para mayo, 2012

El orden de la simultaneidad ternaria

Posted in Tomio Kikuchi with tags on mayo 24, 2012 by circulodaikon

El origen de la mistificación macrobiótica

 Muchas personas que tratan de aplicar el Principio de macrobiótica, el Principio Unificador, se confunden con frecuencia con el yin y el yang.

Muchas veces hay quienes emplean palabras inteligentes para convencerse a sí mismos y a otros de que efectivamente están usando el yin y el yang en sus actividades diarias, pero nada parece funcionarles realmente. Las personas imaginan que están aplicando el principio de macrobiótica pero cada vez se debilitan más y más, y caen con frecuencia en las mismas trampas (la trampa profesional, la trampa del placer, la trampa del dinero, etc.) en donde caen permanentemente todos los demás miembros de la sociedad. La razón es que falta la comprensión básica de lo que son en realidad el yin y el yang. En especial, los líderes macrobióticos confunden con frecuencia y por doquier yin y yang, con “bueno” y “malo” de acuerdo a la circunstancias. Si alguien es muy yin le recomiendan yang. Si alguien es muy yang, automáticamente le recomiendan yin. ¡Esto es absurdo!

Este entendimiento a medias ocurre en todo el mundo. Por ejemplo, hubo recientemente una celebración en el centro macrobiótico del Japón con la presencia de Doña Lima Ohsawa y la mayoría de los ex compañeros y discípulos del Profesor Georges Ohsawa. Unos pocos pronunciaron discursos y yo tuve el trabajo de plantear mis dudas acerca de la comprensión básica de ellos sobre el yin y el yang, después de tantos años. Me acuerdo de haber dicho que nuestro Principio Unificador nos dice que todo lo que tiene una cara tiene un dorso y que todo lo que tiene un comienzo tiene un final. “Bien”, dije,

“si esto es cierto, entonces no puede haber paz sin guerra y no puede haber guerra sin paz, no puede existir Dios sin Diablo y no hay felicidad sin tristeza. –continué- ¿Cuál es este discurso acerca de la paz, la felicidad y el desarrollo espiritual que se deben alcanzar a través de la macrobiótica? ¡yin y yang son indivisibles y simultáneos! ¡Todo es cuestión de proporciones!”

La mayoría de la gente quedó sorprendida.

Cuando una persona trata de practicar macrobiótica sin entender la simultaneidad básica, se frustra cada vez más, o bien por falta de resultados o por la superficialidad de los efectos. Pero puesto que su fe en la macrobiótica es aparentemente fuerte (especialmente cuando sobreviven económicamente por medio de un restaurante macrobiótico, un almacén o un centro de estudio), sigue a la gente la palabrería de la salud y la felicidad. Y al tiempo que se frustra más y más con la mala interpretación y la seudocomprensión del Principio básico simple. Se torna igualmente místico y empieza a imaginar como sería la vida hace muchos siglos y cuán bella será dentro de unos dos mil años. Este es el tipo de persona que hacen que los jóvenes serios de todo el mundo le vuelvan la espalda a la macrobiótica. ¡Y quizá estén en lo correcto!

La tridimensionalidad de Yin/Yang es la clave para entender y aplicar vitalmente este sencillo principio. Por supuesto que yo sé que la simultaneidad ternaria va a estimular al surgimiento de muchas dudas entre los estudiantes del Principio Unificador. Pero así es como debe ser. Digo esto porque la duda es la madre del entendimiento y la convicción. No hay ningún otro camino hacia la comprensión real y útil. Donde quiera que, hay auténtico entendimiento, hay una duda mucho mayor que sostiene esta comprensión. Esa es la manera muy interesante de comprobar la calidad de comprensión de cualquier persona, en especial hoy, cuando está brotando tanta clase de líderes y charlatanes.

El orden de la simultaneidad ternaria

 La existencia tridimensional es siempre una realidad de tres caras. Esto vale para todos los fenómenos.

Entonces hay tres tipos de existencia:

  1. 1.   Existencia aeriforme. Esta es la existencia que se relaciona más con el aspecto gaseoso de la manifestación. En términos de individualidad humana, se refiere a los aspectos intelectuales y al sistema nervioso. En términos del tiempo, se refiere al futuro y a la imaginación de los eventos por venir. Es la razón.
  2. 2.   Existencia liquidiforme. Es aquella existencia más relacionada con la forma y función líquida de la manifestación. En términos de la individualidad humana, es la circulación de la sangre. En términos del tiempo, se refiere al presente y a la actividad del pensamiento. Es la existencia emocional.
  3. 3.   Existencia solidiforme. Es aquella existencia más relacionada con los aspectos sólidos de los fenómenos. En términos de la individualidad humana, se refiere al aspecto óseo muscular y a la parte física del cuerpo. En términos del tiempo, se refiere al pasado de las cosas. Es la existencia volitiva.

 Por supuesto estos tres aspectos de la existencia son simultáneos y no pueden tomarse separados el uno del otro. Asimismo, su interrelación es específica: el punto focal de la existencia es el presente, donde el pasado se está convirtiendo constantemente en  futuro. Este aspecto líquido de la existencia es transformalmente simultáneo. La circulación sanguínea está alimentando constantemente tanto al sistema nervioso con su principal nutrimento (aire) como al sistema óseomuscular con sus nutrientes constructivos (minerales, proteínas y otros). La circulación sanguínea, cuando se le compara con el sistema nervioso y el óseomuscular es el punto focal de nuestro organismo. Algo similar sucede con el sentimiento cuando se lo compara con la razón y la voluntad.

Esta es una simplificación explicativa de las tres formas y funciones de la existencia.

El aspecto intelectual es realmente más intangible, como lo es el aire, en oposición al especto físico (óseomuscular) que es más denso y más sólido. El aspecto sentimental es liquidiforme y es muy comprensible que las emociones estén asociadas generalmente al corazón y a la circulación sanguínea.

Una mujer es mucho más sentimental que un hombre porque la vida está regulada por el sistema de circulación de la sangre, controlado por el ciclo menstrual. De hecho, nada funciona separadamente. Todo funciona unificado. Lo importante es la proporcionalidad que manifiesten estos aspectos.

La formación indispensable para la transformación

Cuando empleamos la palabra transformación mucha gente se entusiasma, especialmente los jóvenes, que creen que la transformación se refiere a la liberación de todas las formalidades. Hoy en día en la sociedad civilizada. Existe un sistema muy fuerte lleno de formalidades conyugales, formalidades familiares, formalidades regionales, formalidades nacionales y formalidades internacionales. Hay inclusive, una formalidad universal ¡de la cual nadie puede escapar! De ahí que mucha gente clame por libertad de transformación. Pero la transformación puede serle esquiva a aquel que anda en búsqueda pero niega la formalidad. Muchos jóvenes creen que transformarse es perder la forma y ¡no tener que preocuparse luego en absoluto de ninguna formalidad! Muchos creen que pueden existir sin forma ¡aun cuando ellos trabajan y viven en sociedad! La persona que intenta escapar totalmente de la formalidad está confundiendo transformación con deformación.

No se comete error al tratar de transformar, precisamente porque siempre existirá una forma. Pero cuando existe deformación se tiene cada vez menos condición de existir. Por esto, podemos entender las preocupaciones de las personas de mayor edad, ya formadas, que siempre temen perder su formalidad. Ellas deberían tener en cuenta a los jóvenes que piden transformación. Educación es transformación.

Existe la existencia liquidiforme que tiene una forma más fija, algunas veces petrificada. Cuando este tipo de formalidad es extrema sobreviene la muerte. También esta la existencia opuesta, que tiene solamente forma transformal, existencia aeriforme, que pierde fácilmente su formalidad, evaporándose y desapareciendo cuando llega al extremo de condición aeriforme. Mientras tanto, tridimensionalmente, la existencia líquidiforme se adapta a todas las formas, circulando permanentemente de una manera formalmente transformal.

Mucha gente se imagina que su transformación es algo que va a ocurrir en el futuro. Se imaginan que la transformación es algo aeriforme. La realidad es que la transformación es algo que sólo puede ocurrir en el presente, de manera líquidiforme. De ahí que no se debiera caer en los extremos de formación sólida o formación aérea. El aspecto liquidiforme es la unión simultánea y proporcional de los dos y es el que tiene mayores posibilidades de existencia.

La forma hexagonal es representativa del pasado. La forma circular está representando el presente y la forma espiral puede representar el futuro.

 La forma hexagonal representa de forma típica la cristalización o la solidificación. La forma circular es la forma del presente en circulación. Y la forma espiral es la que asumen la mayoría de las sustancias en el estado gaseoso. Podemos confirmar esta realidad en la Naturaleza.

Cuando observamos la existencia formal/funcional con sus tres aspectos o tres clases de existencia. Podemos hallar un uso enorme de la comprensión de la forma redonda. Podemos incluso usar la estrategia de redondear las cosas problemáticas, aquellas que están manifestando problemas precisamente por su falta de globalidad.

En verdad, el problema completo de la formalidad se resume en un solo hecho: falta de redondez. Por ejemplo, algo cuadrado es mucho más difícil de estimular y de producir reacción o diálogo.

Existencia sólida

Lo anterior es la razón de que la forma más típicamente sólida, firme y equilibrada sea la forma hexagonal. Es la manifestación solidiforme existente más común. La forma redonda, cuando se congela, se le petrifica o de alguna manera se le solidifica, asume automáticamente forma hexagonal. Esta es la forma fundamental de todo lo que se materializa concretamente. Así podemos entender la razón de la forma de un alvéolo en una colmena, o de la caparazón de una tortuga o de cualquier cosa que se adopte como modelo de estructura molecular de la materia.

Existencia líquida

 La forma redonda se manifiesta espontáneamente en la naturaleza. La circulación sanguínea tiene una trayectoria redonda. El ciclo de evaporación y licuefacción de las nubes que se convierten en lluvia también es circular, y sube y baja cíclica y circulatoriamente. Aun las manifestaciones aeriformes tienden a asumir una forma y función más líquida y redondeada. La existencia misma es liquidiforme y obedece fundamentalmente a una forma circular, desde el óvulo hasta el ciclo general de nacimiento, vida y muerte.

Existencia gaseosa

 La existencia aeriforme se caracteriza por ser más impalpable, imaginaria e intelectual. Pero aún así la podemos definir. Por ejemplo, ¿Qué es inteligencia? Esta es una pregunta que necesariamente tiene que responderse de forma tal que no haga que confundamos  la imaginación de una persona con su capacidad de saber qué está pasando a su alrededor.

 

Alimento para la memoria, para el pensamiento y para la imaginación

 Es muy importante verificar la relación entre el alimento y la función memoria/imaginación.

Hay tres tipos de alimento: el primero es comida solidiforme, el otro es comida liquidiforme y el otro es alimento aeriforme. El símbolo representativo de la comida solidiforme es la sal. En la composición de cualquier alimento podemos encontrar la representación de la comida solidiforme: los minerales. Lo solidiforme es yang y la sal es yang.

El opuesto de la comida solidiforme es la aeriforme y sus símbolos representativos son el azúcar y el alcohol. El azúcar y el alcohol son yin.

Cualquiera puede realizar la siguiente experiencia: ponga sal sobre la llama y observe que pasa. Los minerales empiezan a romperse y a saltar, y a contraerse ellos mismos. Eso se debe al hecho de que el fuego es yang y la sal también (yang repele yang).

Pero si ponemos azúcar sobre el fuego, arderá casi inmediatamente hasta volverse alcohol. El azúcar es una comida aeriforme típica porque fácilmente se convierte en gas. Lo mismo ocurre con las frutas.

Cuando se quema una fruta, no queda casi nada. Quizá algunos rastros de minerales dentro de las escasas cenizas. El resto se habrá convertido en gas carbónico. Pero si quemamos vegetales verdes, que son más yang que las frutas, hay muchos minerales que permanecen dentro de las cenizas.

Una hoja verde quemada incluso puede preservar su forma, con sus tejidos y fibras vegetales. Se puede percibir, en las cenizas, el olor de los minerales que existen dentro de las hojas verdes. Pero cuando se quema una fruta, solo quedan las cenizas de la corteza y de las semillas. La parte comida por los humanos, desaparece en forma de gas. Esta experiencia es más o menos la que ocurre dentro de la célula humana durante la combustión de los nutrientes.

En las regiones donde se come más fruta, azúcar y otras comidas de tipo aeriforme, las personalidades individuales de los habitantes tienden a desarrollar la imaginación. Son ejemplo de este tipo, la gente que sueña con el amor, la paz y salud futuras, a la cual dedican sus canciones. Tratan de formar un punto más humanista y pacifista. En muchas de estas personas esta debilitada la memoria, cuya base es la alimentación más solidiforme. Este tipo de persona olvida todo con frecuencia, y gasta su tiempo en imaginar las cosas hermosas que habrán de venir.

Por otro lado, en las regiones donde se consume más carne (la carne es uno de los alimentos con más alta concentración de minerales), la gente tiende a volverse más tensa y a desarrollar una mayor capacidad de memoria: recuerda siempre cada detalle de los eventos del pasado. Este tipo de persona desarrolla una actitud vengativa y a veces hostil. Este tipo de comida solidiforme es realmente más pesada y más sólida. Desde el punto de vista físico, las personas tienden a volverse gruesas o de gran tamaño. Su alimentación solidiforme solidifica y espesa la sangre, y generan tendencia a una mentalidad amarga.

Estas son las diferencias, en forma y cualidad de la alimentación. Si nosotros las confirmamos y las reconocemos, tendremos que admirar verdaderamente el valor precioso y la importancia de una alimentación liquidiforme, basada más en el consumo de cereales integrales y vegetales.

Fuente: “introducción a la relatividad absoluta & macrobiótica”

Tomio Kikuchi

大根丸

RITMOPRACTICA

Posted in ritmopractica, Tomio Kikuchi with tags , on mayo 15, 2012 by circulodaikon

El eje de la palanca está siempre dinámicamente desfocalizado:

 La corrección debe ser ternaria, es necesario corregir simultáneamente las tres funciones principales: la intelectual-nerviosa-perceptiva, la sentimental-sanguínea, y la volitivo-motora.

El sentimiento corrige la vibración, relaciona; el sentimiento es el eje de la palanca. El sentimiento es el encargado de percibir el cambio de posición del eje de la palanca ambulante, la palanca viva que somos nosotros. Para percibir, para acompañar los cambios de la realidad, necesitamos estar corrigiendo constantemente nuestra sensibilidad. Con el eje de la palanca viva, ambulante, el instinto tiene que moverse siempre porque el eje de la palanca esta siempre dinámicamente desfocalizado. No existe ninguna cosa focalizada: todo esta siempre desfocalizado, en movimiento por eso tenemos que refocalizar siempre. Refocalización es corrección de foco. Sin embargo, desfocalización es indispensable: es natural, normal. Desfocalización es equilibrio. Por eso todo tiene que ser reequilibrado, de manera satisfactoria, animada. La persona no debe disgustarse por que erró, porque falló, porque se desfocalizó, debido a que la realidad es –normal y naturalmente- desequilibrada. No debemos molestarnos porque erramos. Si erramos, simplemente tenemos que corregir de inmediato. La corrección está focalizada en el eje de la palanca viva que es el sentimiento.

Las tres funciones de la palanca viva son la función muscular; la función circulatoria, sanguínea –que controla el campo sentimental-; y la función del sistema nervioso –que determina la función intelectual, cerebral-. Estos sistemas fundamentales  -sistema nervioso, circulatorio y muscular- tienen que ser verificados simultáneamente, confirmando la sensibilidad como eje.

 Jung usaba mucho esta simultaneidad. Simultaneidad es integralidad. La integralidad de nuestro planeta individual sólo existe cuando las funciones de estos tres sistemas fundamentales están interligadas, cuando existen simultáneamente.

Todo eje es sensible y por esa razón tiene que ser corregido siempre. El eje esta todo el tiempo en medio del error, está siempre errando, desfocalizandose. Eso es normal inevitable. Por eso ustedes no se deben preocupar por que exista un error.

 La ritmopráctica confirma el desequilibrio normal de la existencia y al mismo tiempo lo corrige

 El punto de apoyo de la palanca viva no es fijo, es dinámico, está siempre en movimiento. Lo que esta en movimiento puede adquirir ritmo. Lograr ritmo es un problema. Al comienzo de cada día, cuando nos despertamos, hacemos la ritmopractica. Es importante confirmar el efecto de la corrección rítmica inmediatamente después de iniciar el día, con la ritmopráctica.

 La ritmopráctica es un movimiento que reequilibra desequilibrando; es revisión correctiva; es ritmo correctivo; es corrección. La ritmopráctica confirma el desequilibrio normal de la existencia y lo corrige al mismo tiempo. La ritmopráctica es importante para adquirir ritmo de corrección inmediatamente después de iniciar el día. Quién confirma el efecto maravilloso de la corrección rítmica llamada ritmopráctica, quien confirma ese ritmo básico, fundamental, puede sentir una posibilidad de lograr un ritmo existencial mayor.

 La ritmopráctica no es gimnasia ni ejercicio; es un tipo de movimiento más natural, normal, porque para hacer la ritmopráctica no se necesita ni un lugar ni un momento especial, no se necesita ir a una academia ni pagar una mensualidad. La ritmopráctica se puede hacer en casa –el espacio que ocupa un tatami o una cama es suficiente-. Sin embargo una cama blanda no sirve. En el piso es mejor: no ocupa espacio. La ritmopráctica es, relativamente, más económica, estratégica y ecológica; es más rápida, más fácil, más práctica, más independiente, más económica, porque para hacerla no se necesita usar fuerza. Por el contrario, para hacer ritmopráctica debemos estar relajados.

 La mayoría de las gimnasias y ejercicios usan fuerza y no funcionan para una persona que sale del trabajo y va a hacer gimnasia porque sabe que el movimiento es necesario. No funciona porque la persona ya esta cansada de trabajar y tiene todavía que usar fuerza para hacer gimnasia ejercicios, todavía tiene que cansarse.

 La ritmopráctica es lo contrario: no se usa fuerza ninguna, la persona esta relajada, con la cara tranquila. La ritmopráctica es un tipo de movimiento más original, natural; no tiene tensión, es normal, mas relajada. La persona solo tiene que moverse rítmicamente y acompañar el ritmo con la respiración.

 La ritmopráctica, además de no costar nada, es más estimulante. Ella estimula los tres sistemas básicos en los cuales existe una tendencia a acumular: en la mente se acumulan cosas gaseosas. Las cosas gaseosas son más aéreas. La palabra también esta relacionada con la potencia aeriforme. La persona que estudia e intelectualiza mucho se llena la cabeza de conocimientos, acumula mucha imaginación y recuerdos, pero cuando se relaja, descarga esas cosas aéreas. Por eso, cuando el material aéreo acumulado en la cabeza es estimulado, se elimina el estrés.

La ritmopráctica desequilibra el organismo y revela los puntos de estancamiento

 El estrés es acumulación de cosas aéreas, líquidas y sólidas. La acumulación de líquidos ocurre en la sangre. Quien toma muchos líquidos y come fruta, bebe gaseosas, alcohol –acumula mucho líquido-, en cantidad y calidad, en el sistema circulatorio, y esto perjudica la función de inmunización, de vitalización de la sangre. Otro tipo de acumulación es el de cosas sólidas, por ejemplo las heces guardadas, acumuladas en los intestinos, y también el de cosas petrificadas, como los cálculos renales o vesiculares. Todo esto es acumulación de cosas sólidas dentro de los órganos. Hay tres tipos de acumulación: aérea, liquida y sólida. Debido a estos tres tipos de acumulación las personas se enferman, sienten síntomas de cansancio, indisposiciones. Pero si se relajan, si estimulan, por medio de la ritmopráctica, esos tres sistemas interligados, se descargan las cosas acumuladas sin hacer fuerza.

 La gran ventaja de la ritmopráctica es que uno usa su propio peso. El peso es gratuito. ¡Eso es maravilloso! Nuestro peso tiene mucha utilidad pero las personas no lo perciben y en vez de aprovecharlo, compran pesas de hierro de cinco kilos que cuestan no sé cuanto dinero. ¡Una tontería!, cada cual tiene su propio peso –sesenta, setenta kilos- que pueden utilizar sin gastar nada. ¿Por qué las personas no utilizan su propio peso? Por medio de la relajación rítmica, la ritmopráctica desequilibra el organismo y revela, a través del dolor, los puntos de estancamiento. Quién hace ritmopráctica siente dolores, principalmente aquellas personas que están “oxidadas”. Para desoxidarse es necesario estimular las articulaciones y la persona tiene que aguantar los dolores, aunque respetando su límite. De esa manera, las articulaciones se van desoxidando. Con el uso del peso propio desequilibrador, con la estimulación del organismo, se desacumulan las cosas gaseosas, líquidas y sólidas que se almacenan en los tres sistemas básicos de nuestro organismo, y, por ejemplo, el estreñimiento se acaba de inmediato, el intestino funciona bien, se eliminan las cosas sólidas; se acaba la retención y la dilatación por exceso de líquido, y además, se van las cosas gaseosas, imaginarias. El estrés se acaba gracias a la eliminación, a través del movimiento rítmico, de los tres tipos de cosas que acumulamos en nuestro cuerpo. La ritmopráctica no es un ejercicio físico, no es gimnasia; es simplemente movimiento del cuerpo sin uso de fuerza.

 El dolor es manifestación de acumulación de cosas gaseosas, líquidas y sólidas

 Los dolores que sienten las personas son revelación de error, de descontrol, de consumo excesivo de líquidos, de sólidos y de alimentos del tipo azúcar y frutas, que se transforman casi por entero en gas carbónico y se acumulan en la cabeza. Sin embargo, lo que se acumula puede ser desacumulado y, por esa razón, es importante el movimiento. A quien se mueve suficientemente, incluso cuando come cosas dañinas, estas no le hacen mal porque a través del movimiento la persona elimina todo. Por el contrario, la persona acumula si no se mueve, y aunque coma cosas adecuadas le hacen daño. En este sentido la ritmopráctica es una revisión porque, cuando se hace temprano en la mañana, la persona siente un dolor y piensa: “ ¡caramba, como me esta doliendo esta articulación, ayer tome líquido abusivamente”.

 El dolor es manifestación de acumulación de cosas gaseosas, líquidas y sólidas. Por esta razón, cuando la persona hace ayuno, no siente ningún dolor en el momento de hacer ritmopráctica, porque por medio del ayuno elimina el exceso de gases, líquidos y sólidos. Ustedes lo pueden experimentar y van a confirmar que cuando hagan ayuno no sienten ningún dolor, pues el ayuno facilita la flexibilidad. De esa forma, cuando la persona se desacumula, no siente dolores y los que sentía desaparecen inmediatamente con el ayuno.

 Los dolores sintomáticos son consecuencia de acumulación de cosas gaseosas, líquidas y sólidas. La ritmopráctica funciona como una revisión porque si la persona que la esta haciendo siente dolores, esto quiere decir que, el día anterior, ella tomó mucho líquido, comió mucho de las cosas que le gustan, que sobrepasó el límite. Esto es revisión, revisión es corrección. Cuando la persona hace ritmopráctica, esta revisando y corrigiendo al mismo tiempo, porque el movimiento es ya corrector. Corrección es eliminación.

 La ritmopráctica es la forma de movimiento más simple, más efectíva que existe. Muchos japoneses están confirmando también el resultado maravilloso de la ritmopráctica, a través de la cual la persona puede incluso recuperar la potencia sexual. Realmente, la perdida de potencia sexual es consecuencia de la acumulación y que cuando se desacumulan, se normalizan las funciones de nuestro organismo. Acumulación es anormalización. El sinónimo de norma es Orden fisiológico. No debemos dejar que se acumulen cosas en nuestro organismo. Normalmente cuando la persona se desacumula, normaliza su potencia maravillosa. Todas las personas tienen potencia maravillosa y si ellas evitan comer y beber excesivamente, no van a quedar impotentes y no van a necesitar comprar viagra; si acaso tienen ya el problema, la ritmopráctica lo resuelve.

Ritmopráctica

 ¿Qué es vivir?

 Vida es movimiento y el movimiento es la base de todo, del equilibrio de la realización. Si no existiera el movimiento, no existiría vida. La realidad de la vida es el ritmo.

El cuerpo humano se fortalece naturalmente a través del movimiento, resiste por el movimiento, crece por el movimiento, se equilibra por el movimiento, se transforma por el movimiento, renace por el movimiento, se libera por el movimiento, se vivifica por el movimiento, se realiza por el movimiento, se desenvuelve y sobrevive por el movimiento. La preparación para la supervivencia se inicia dentro del movimiento, el cuerpo humano se debilita inevitablemente, en su resistencia, en la función de sus músculos, de las articulaciones, pulmones, corazón y nervios. Y llega aún a disminuir su capacidad cerebral a pesar de cuidar atentamente el valor nutritivo de su alimentación, de manera que se conserve una reserva de su vitalidad. Por lo tanto, es necesario que se preparen las condiciones, para el aprovechamiento de ese valor, nutritivo. Lo importante es una alimentación correcta acompañada del movimiento rítmico. Las personas que no efectúan movimiento quedan sujetas a una asimilación precaria de los alimentos. Esa falta de combustión de la comida, es el origen de los daños causados, por la vida sedentaria. En otras palabras, no son solamente los dientes los que mastican, es el cuerpo entero que moviéndose enérgicamente todos los días realiza la “masticación” total de los alimentos ingeridos.

 Este orden físico-biológico puede ser comprobado claramente en la sociedad actual, mecanizada, automatizada y confortable, que obliga al hombre a vivir en un medio carente de movimientos, de ejercicios y actividades, lo que va atrofiando gradualmente, la resistencia total de su vitalidad. Por consiguiente, por ser indispensable el movimiento, no debe ser ejecutado brutalmente, en cualquier tipo de gimnasia, ignorando el orden proporcional del movimiento global, que tiene una forma de movimiento anterior menor y posterior mayor.

 Podemos considerar dos cualidades de movimiento:

-el movimiento dependiente, parcial, incompleto y

-el movimiento independiente, global, completo.

 El movimiento dependiente parcial, incompleto, manifiesta su efecto limitado en la parcialidad menor, descendente, menguante. Mientras que el movimiento independiente, global, completo, manifiesta su efecto infinito en una globalidad mayor, ascendente, creciente.

 La confirmación de la calidad del movimiento, parcial o global, es de suma importancia. Si hiciéramos movimiento, sin identificar su cualidad parcial o global, ascendente o descendente, no podríamos esperar de nuestro movimiento resultados satisfactorios. Por lo tanto, desde el movimiento gimnástico hasta el movimiento terapéutico, el movimiento perfecto efectivo, es aquel que posée la cualidad de ser menos dependiente, menos parcial, menos incompleto. Si no tuviéramos un motivo suficiente para ver y revisar nuestro propio movimiento, va a ser difícil encontrar el movimiento incompleto, el movimiento defectuoso. Es necesario que exista una base, un criterio para realizar la visión y revisión de nuestro propio movimiento ¿esta bien o no? ¿completo o incompleto?

 Un viaje sin la revisión del carro es muy peligroso, es necesario que se revise el estado del motor, de los frenos, del acelerador, del embrague, luces, limpiaparabrisas, gasolina, batería, aceite, neumáticos, en fin, es necesario la revisión general del estado del automóvil antes de salir de casa, para que se pueda evitar acontecimientos imprevistos. En la vida cotidiana el hombre también es así. Salir de la casa para trabajar, estudiar, etc., sin la confirmación del estado real, ascendente o descendente, creciente o menguante, es realmente muy peligroso, ocurriendo siempre el golpe, el choque, el accidente, el engaño, el perjuicio, el desaprovechamiento, el agotamiento, la duda, la desconfianza, el desespero, causadas por la falla de los frenos, de las luces, de los espejos, de la dirección, del embrague, parabrisas, etc.

 Las golpizas, las peleas con los compañeros de trabajo, son causadas por la falta de revisión, así como una gripe o cualquier otro síntoma.

Cuando despertamos, tenemos que enfrentarnos a nosotros mismos diariamente en el espejo, mirándonos y preguntándonos: ¿Cómo me encuentro hoy? Tenemos la posibilidad de hacer una auto-revisión a través del auto-diagnostico.

No podemos ser negligentes con la revisión diaria del cuerpo humano para enfrentar un viaje precioso, valioso e irrepetible de la vida. Para que no haya fallas es preciso revisarnos. El viaje de la vida es irreversible, y emprenderlo sin la visión de nuestro estado personal, se torna mucho más peligroso que el viaje de un ciego, sordo y mudo. Por consiguiente, para la revisión regular, no se debe depender enteramente de otra persona, de un extraño como el médico. La consulta médica es revisión dependiente, no es global, también la revisión por el farmacéutico, psicólogo, terapeuta, acupunturista, masajista, curandero, adivino, es una revisión parcial, superficial, incompleta, y terminará siempre en una tendencia degenerativa, descendente, menguante. Por lo tanto, quien busque esta forma de revisión, nunca podrá realizar la auto-revisión independiente, global, completa, regenerativa, ascendente, creciente, quedando siempre a merced de la revisión terapéutica disfrazada de oportunistas y charlatanes licenciados. Esta revisión es peligrosa, inproductiva, destructiva, incapaz, además de absurdamente comercializada y dispendiosa.En realidad no es una revisión.

fuente: “Naturaleza mucho más poderosa que dios”,”Ritmopractica movimiento transformador del destino humano” TOMIO KIKUCHI.

大根丸

Nuestros cuerpos interno y externo

Posted in macrobiotica with tags on mayo 1, 2012 by circulodaikon

 

Hace mucho tiempo, la tierra estaba cubierta de pesados gases como metano, amoníaco y vapor de agua, todos los cuales eran más pesados que la actual atmósfera de oxígeno y nitrógeno. La vida comenzó bajo estas condiciones. La primera organización de compuestos orgánicos se hizo hace casi cuatro mil millones de años, y las formas mas primitivas de vida unicelular aparecieron hace unos 3200 millones de años cuando la atmósfera empezó a aclararse. En aquel tiempo, la tierra estaba volviéndose densa y compacta, evolucionando hacia su presente forma desde una condición semejante a la de Júpiter.

La atmósfera se ha ido volviendo cada vez más clara hasta el presente, y su color a cambiado gradualmente del rojo al azul. Dado que la atmósfera cambió del yang (densa y de color rojo) al yin (clara y azul), puede haber existido una atmósfera amarilla en algún momento del pasado. Mientras tanto, la vida animal y vegetal se desarrollo desde una célula simple hasta complejos niveles de organización multicelular. Tejidos, órganos y sistemas complejos se volvieron más especializados hasta que la humanidad, con trillones de células apareció.

Cuando l cielo estaba nublado y denso, como sucedía en los tiempos remotos, es imposible ver ninguna estrella y ni tan siquiera el sol, aunque la tierra siga recibiendo radiación cósmica. Conforme pasó el tiempo, el sol y la luna, más cientos, luego miles y finalmente millones de estrellas, se hicieron visibles. Nuestro cuerpo esta equilibrándose siempre con el entorno. Las influencias recibidas del Universo producen cambios en la estructura de la vida biológica, incluyendo el tipo y el número de células. Si el entorno se expande, aparecen cuerpos más complicados para crear equilibrio.

La vida unicelular se inició bajo una atmósfera yang y pesada en la que solo el sol era visible; los primeros organismos multicelulares se desarrollaron en un tiempo en que la tierra estaba recibiendo la influencia del sol, la luna, Venus y algunas estrellas brillantes cercanas. Dado que ahora la atmósfera es más clara, estamos recibiendo la influencia de muchas estrellas distantes, y los cuerpos biológicos desarrollaron miles de millones de células en respuesta a ello. Cuando millones de estrellas se volvieron visibles, millones de células aparecieron para hacer el equilibrio.

Cada célula del cuerpo humano tiene un carácter espiral con un núcleo en el centro. En el centro del núcleo hay DNA, que toma la forma de una doble hélice que refleja el patrón en espiral que se encuentra a todo lo largo de la Naturaleza. Cada célula corresponde a uno de los trillones de soles del universo y hace equilibrio con él, y las vibraciones de éste son recibidas en la superficie de la tierra. Muchas de estas estrellas no son detectables con los telescopios.

 

 

Cuando la primera ameba unicelular apareció sobre la tierra, sólo se sentía la influencia del sol. Los animales unicelulares hacen equilibrio con el sol, que es yang. Requieren entornos oscuros y húmedos (yin) que corresponden a la pesada atmósfera en que se desarrollaron. De modo similar, nuestro cerebro tiene miles de millones de células que corresponde a los miles de millones de estrellas de la galaxia de la vía láctea. Estas estrellas rodean de forma inmediata nuestro sistema solar. Fuera de esta galaxia hay trillones de estrellas que están enviando energía a los trillones de células del cuerpo humano. En relación con el plano de la vía láctea, nuestro sistema solar es perpendicular, de modo que nuestro norte está frente a la periferia de la galaxia.

La vía láctea contiene miles de millones de estrellas dispuestas en una inmensa forma espiral. Las estrellas de nuestra galaxia correspondes a nuestra cabeza y cerebro, mientas que influencias más distantes o periféricas corresponden a las células del cuerpo. Las doce constelaciones de la astrología (por ejemplo, Tauro, sagitario, libra, etc), formadas por distantes galaxias combinadas con estrellas de nuestra vía láctea, influencian el cuerpo y forman los doce sistemas de órganos que son representados por los doce meridianos.

 

Entre las galaxias, hay corrientes invisibles de energía que crean galaxias cuando se intersectan. Estas corrientes intergalácticas son lo mismo que las corrientes del interior de nuestro cuerpo que proporcionan apoyo a nuestras células. En otras palabras la sangre, la linfa y los fluidos corporales.

Entre nuestro cuerpo y las galaxias correspondientes corre una carga Ki o electromagnética. Esto puede verse como la respuesta eléctrica entre nuestras células que cambia de negativo a positivo y de positivo a negativo. Los brazos espirales de la galaxia están recibiendo fuerza centrípetamente y descargándola centrífugamente. Este espiral corresponde a la formación del cerebro y el sistema nervioso, y corresponde al disco central de la vía láctea.

Las treinta y dos vértebras de nuestra espina dorsal corresponden a las treinta y dos etapas de desarrollo que podemos detectar dentro de la galaxia, igual que ocurre con los treinta y dos dientes. Si hubiera repentinos cambios importantes en el mundo astronómico (lo que sucederá fácilmente), nuestro cuerpo cambiaría en ese momento a fin de adaptarse a ello; si no lo hiciera, no podríamos vivir en el nuevo entorno. En un sentido evolutivo, un repentino cambio galáctico es equivalente a una mutación.

fuente: Michio Kushi  Edward Esko “salud holística con la macrobiótica”

大根丸

A %d blogueros les gusta esto: