Archivo para junio, 2012

EL SECRETO DE LA SALUD

Posted in Tomio Kikuchi with tags on junio 26, 2012 by circulodaikon

El secreto de la salud está en los hábitos cotidianos:

 El descubrimiento del propio destino y la posibilidad de dirigirlo es el mayor descubrimiento que se puede hacer. Por ejemplo descubrir por uno mismo las causas de nuestras enfermedades y cómo controlarlas cuando aparecen. Es fundamental para el control de nuestro destino el conocer las maneras de actuar, de alimentarnos, de movernos, de respirar, de pensar y de relacionarnos socialmente que nos llevan a la enfermedad, a la violencia y a la miseria.

El descubrimiento de sí mismo está relacionado con la integralidad de nuestra existencia y es posible sintetizarlo en la siguiente conclusión: somos el resultado de todo lo que entra por nuestras cinco bocas, en forma de alimento o información. El control de esas cinco bocas es lo que permite el control del propio destino.

Tenemos cinco bocas a través de las cuales estamos sustentando nuestra existencia transformal. La calidad y cantidad de estos alimentos es la que determina la condición fisiológica o patológica que está en constante movimiento dentro de nosotros.

Además de ingerir alimentos sólidos y líquidos a través de la boca, por los ojos también está entrando alimento en forma de imágenes, formas, colores, cosa que leemos y que transforman nuestro pensamiento, nuestro entendimiento e incluso afectan nuestra propia fisiología; algo semejante ocurre con los oídos ya que los sonidos y palabras son información; también el aire que respiramos: los olores son todos vibraciones, información, alimento.

Estas vibraciones van determinando nuestro destino. Cuando perdemos el control de ellas, así como la capacidad de seleccionarlas, perdemos la inmunidad y con ello quedamos sujetos a la fatalidad, dependientes del medio externo.

Los procesos fisiológicos de ingestión, asimilación y eliminación son la base del autocontrol, sin un criterio para su utilización, estamos perdiendo nuestra principal estrategia vital.

Visión, olfato, gusto y audición son cuatro bocas que habitualmente reconocemos. ¿Entonces cuál es nuestra quinta boca?

Pasa desapercibido, pero la quinta boca es el ombligo. Podemos considerarla como la boca principal, originalmente la más importante, pues durante el proceso fisiológico de crecimiento embrionario se decide más del 50% de nuestras características. Estas son la base de la determinación de nuestro destino; es por eso que la boca umbilical es la de mayor importancia ya que ella marca el carácter de la persona, carácter que lo acompañará durante toda la vida. Por esto la educación prenatal es fundamental; esto nos muestra la gran responsabilidad que está depositada en la mujer. Esa boca original que es el ombligo, a través de la que determinamos nuestra formación, marca nuestro destino, pero es susceptible de ser controlada a través de la educación prenatal que depende de la actividad, nutrición y mentalidad de la madre.

La base de cualquier proceso educativo, en cualquier fase de la vida, es la formación y transformación de los hábitos cotidianos. Quien tiene control de sus hábitos físicos, emocionales y mentales posee la palanca más potente que le permite dar una respuesta integral a sus problemas transformando por ejemplo la enfermedad en salud, la tristeza en alegría y la duda en decisión. De este modo el ejercicio cotidiano de nuestros hábitos se constituye en un secreto práctico de supervivencia.

“Al que madruga dios le ayuda”, muestra ese sentido “divino” de los hábitos eco de la necesidad de comenzar el día estratégicamente, aprovechando la primera actividad: el despertarse. Este es un ejercicio fundamental y quien no lo practica diariamente, ya pierde toda su estrategia cotidiana.

El entrenamiento efectivo de una estrategia para la supervivencia está en la ejecución constante del autocontrol, comenzando con la realización de los hábitos sencillos como el despertarse temprano. Inicialmente se puede sentir dificultad pero una vez que se adquiere ritmo esta dificultad es superada y luego, por el contrario, cuando el despertar no se da temprano se siente inclusive un malestar.

Ya que somos existencias habituales, lo más importante son los hábitos fisiológicos, hábitos de supervivencia. Valga la redundancia, un hábito de supervivencia es la necesidad de observar si nuestros hábitos están siendo más fisiológicos o más patológicos, proporcionalmente basados más en la necesidad o en el deseo, por ejemplo, quien tiene hábitos más deseosos tiene la tendencia a atrasar todo, y está siempre reclamando que no tiene tiempo. En cambio, quien se levanta temprano (que es un hábito fisiológico) tiene tiempo suficiente para realizar lo que necesita. Además, si observamos, las cosas necesarias son pocas, comparadas con las cosas deseosas y generalmente, quien tiene tiempo de sobra lo desperdicia y está siempre atrasado.

El tiempo fisiológicamente utilizado es abundante y gratuito, le falta tiempo a quien lo utiliza patológicamente debido al desperdicio. La inutilización del tiempo y del espacio es la inutilización de la propia vitalidad y también el desaprovechamiento de las propias condiciones más ocultas y potentes; es también caer en relaciones más aparentes y deseosas.

En general se imagina que es dios o el dinero quién determina el destino humano. En realidad eso no es así. Quien direcciona nuestro destino son nuestros hábitos. Quien consigue controlarse estimulando más su lado oculto, principal, necesario, ni requiere de dinero. El fortalecimiento de los hábitos necesarios es gratuito. Quien gasta dinero innecesariamente en cosas deseosas, pierde fácilmente el control y cae en una tendencia patológica. El ejercicio fundamental para el control gratuito de los hábitos está apoyado sobre el gasto mínimo de dinero que nos permita realizar las mayores necesidades.

 Podemos concluir, entonces, que los hábitos determinan nuestro destino, sea éste un destino más fisiológico o más patológico, más divino o más diabólico, más regenerativo o más degenerativo.

 

LO PRINCIPAL                                LO SECUNDARIO

Nuestra forma de comer                    la selección de la comida

El sujeto. Lo interior                           El objeto. Lo exterior

El hambre y la sed                             El apetito y el horario

Moderar la cantidad                           Escoger la calidad

El instinto                                           La mente

La satisfacción integra del organismo El agrado parcial de la boca

La necesidad                                      El deseo

Lo diario, familiar, la intimidad            Lo esporádico, social, apariencia

Función                                              Forma

El silencio                                           El dialogo

La simplicidad, el orden                      Lo festivo, el desorden

Bienestar permanente                        Malestar ocasional

La serenidad, disponibilidad               La agitación y el apuro

Ser humano vegetariano                    ser humano omnívoro

fuente: SUTERVIVENCIA PRÁCTICA secretos Tomio Kikuchi

大根丸

UMEBOSHI 梅干

Posted in alimentacion, umeboshi with tags on junio 20, 2012 by circulodaikon

El termino UMEBOSHI (梅干) quiere decir “ume seco”, BOSHI (干) es “seco” y UME (梅), traducido usualmente como ciruela, es en verdad la Prunus mume, una especie de damasco (el damasco común se llama Prunus armeniaca), en la familia de los Prunos esta la ciruela, el damasco, el durazno, la cereza, la guinda, etc.

La ume nunca madura bien en el árbol y en el Japón caen verdes en mayo-junio y como tal no son adecuadas para el consumo. Hasta son tóxicas. Pero estas “ciruelas” no comestibles no han sido descartadas en Oriente. Por el contrario, se han procesado una variedad de productos con la ume verde, muchos de los cuales tienen efectos medicinales fuertes y notables. La umeboshi es la forma más usada en Oriente. Se ha usado como alimento y medicina en China, Corea y Japón.

Producción:

 En el Japón el árbol de ume comienza a florecer a fines de febrero o principios de marzo (para el hemisferio sur vendría a ser mediados de invierno) antes de la flor del cerezo. A menudo la nieve aún cubre el suelo. La oculta vitalidad de las flores de aspecto frágil pero elegante ha sido un tema favorito en la pintura y poesía de Oriente.

 

Luego la flor da paso a la fruta que va aumentando de tamaño y esta se recoge a fines de mayo (principio de noviembre en el hemisferio sur), antes de amarillear. Un árbol puede dar varios miles de frutos. En esa época el sabor del fruto es muy agrio.

La fruta se lava y pone a secar sobre alfombras de paja de arroz, exponiéndola a la luz del sol, y también se las expone al rocío nocturno que las ablanda. Al día siguiente el sol las vuelve a secar y luego el rocío nocturno las ablanda de nuevo. Este proceso prosigue durante varios días. Como resultado la fruta se achica y se aja.

En ese momento se colocan en barriles junto con sal cruda de mar y con un peso encima. A través de la acción de la sal y presión las ume empiezan a resumirse y su jugo cae al fondo del barril. Como las ume se han secado bien, el jugo no las cubre.

Cuando las ume se han puesto en barriles, se agregan también las hojas secas del chiso. Pero antes se frotan en las manos para romper su estructura celular. De esta manera, al colocarlas entre las ume se libera rápidamente su tintura rojo profundo. Esta tintura es la que da el color a las umeboshi y también contribuye a su sabor específico.

Luego que las ume, la sal y el chiso están en barril y la pesa en su lugar, el barril se cubre con un lienzo y se deja así por lo menos durante seis meses. Pero el pickle de umeboshi puede dejarse así por un período mucho más prolongado y mejora con el tiempo. La umeboshi de 6 o 7 años es extremadamente preciosa; una sola puede detener una diarrea.

Propósito de la umeboshi:

En los últimos treinta años investigadores científicos han mostrado grán interés por la umeboshi, aunque sus beneficios no pueden demostrarse científicamente. Se han descubierto varias explicaciones bioquímicas por sus efectos medicinales, pero aún no se han explicado científicamente muchos de sus usos.

Sin conocer la bioquímica y composición de la ume, los antiguos pudieron convertir exitosamente un fruto no comestible y producido abundantemente por la naturaleza, en un condimento delicioso con efectos medicinales muy poderosos. La umeboshi se ha recomendado tradicionalmente en casos de intoxicación alimentaria, contaminación del agua, paro cardíaco, diarrea o constipación, problemas con la secreción estomacal (demasiado ácido estomacal o muy poco), mareos en los viajes, jaquecas, etc. Asimismo previene o demora la descomposición del arroz cocido. El secreto de tal sabiduría práctica era el conocimiento del principio inyológico (yin y yang). Si observamos la ume y el proceso de preparar la umeboshi en términos de yin y yang, podemos comprender muy fácilmente el valor de este producto.

La ume cruda es una fruta extremadamente agria (yin) y verde (yin). El proceso de la umeboshi involucra exposición al sol (yang), sal de mar (yang), presión (yang) y tiempo (yang). Durante este proceso se forma una fuerte combinación entre factores muy yin y muy yang. Esta combinación crea un producto con algunas aplicaciones prácticas muy útiles:

  • nos permite consumir factores yang, como sal, sin necesitar tomar mucho agua. Estas cualidades yang absorbidas pueden neutralizar fuertes factores yin en la sangre como el azúcar, alcohol, toxinas, etc.
  • Debido a sus fuertes cualidades yin la umeboshi puede asimismo aliviar síntomas yang. Dice un proverbio chino y japonés: “si deseáis tomar agua, tomad una umeboshi y no tendréis sed”, la umeboshi puede eliminar la sed debido a sus fuertes cualidades yin.

Explicaciones científicas sobre los efectos de la umeboshi:

Solo podemos resumir aquí algunas de las explicaciones establecidas por los efectos beneficiosos de la umeboshi.

1 contenido de la ume: la ume contiene proteínas, minerales y grasas en doble cantidad a las demás frutas y calcio, hierro y fósforo en abundancia

por 100 grs. De fruta                    Ca                Fe                 P

 

UME                                             65mg         130mg         2.7mg

Manzana                                        3mg             7mg         0.2mg

Fresa                                            14mg           17mg         0.5mg

Durazno                                         3mg            13mg        0.3mg

 También la umeboshi es mucho más rica en ácidos orgánicos (en especial cítricos y fosfóricos) que cualquier otra fruta. Estos ácidos no se desintegran en el proceso del pickle.

2 Efecto alcalinizante de la umeboshi:

podemos mantener un débil PH alcalino (aproximadamente 7.35) en la sangre con sólo consumir umeboshi con regularidad. Sin temor de exagerar, la ume a sido llamada “reina de los alimentos alcalinos”. Con sólo 10 grs. De umeboshi podemos neutralizar la acidez creada por consumir 100grs. de azúcar. Esta cantidad de acidez sólo puede neutralizarse tomando 60grs. de Kombu o 230grs. de azuki, o 680grs. de raíz de Bardana. La fortaleza de este efecto alcalinizante de la umeboshi es debido a tres factores:

  • La abundancia de ácido cítrico facilita la absorción en el intestino delgado de los minerales alcalinos como hierro, magnesio, etc. de otros alimentos. El ácido cítrico se combina con estos minerales de otros alimentos facilitando la absorción de las sales minerales.
  • La propia umeboshi contiene elevadas cantidades de minerales alcalinos, como el hierro, calcio, magnesio, potasio, etc. como estos minerales son digeridos en presencia de ácido cítrico se asegura la absorción.
  • El ácido cítrico se desintegra en ácido láctico en la sangre y tejidos.

3 Potencia antiséptica y antibiótica:

A principio de los años 1950, el Dr Kyo Sato (Universidad de Hirosaki) extrajo exitosamente una sustancia antibiótica de la umeboshi. Podía destruir gérmenes de disentería con 6grs. de extracto de ume, los estafilococos con 9 grs. Su descubrimiento no se popularizó porque ya se usaban ampliamente la penicilina y otros antibióticos. En 1968 se aisló un componente de ume con un efecto germicida sobre la bacteria de la tuberculosis.

4 Otros componentes de la umeboshi:

* Ácido pítrico: este ácido apoya y estimula la función hepática. En segundo lugar, la umeboshi ayuda a el hígado a lavar los químicos artificiales del cuerpo.

* Catequiza: este ácido apura la peristalsis intestinal; y también tiene un efecto antiséptico, y promueve la digestión de proteínas.

* Pectina: este ácido esta presente en la piel de la umeboshi. Tiene un efecto laxante.

 

Efectos fisiológicos en general de la umeboshi

 1 prevenir la fatiga:

La fatiga es usualmente causada por una acumulación de ácidos (ácido láctico, ácido pirúvico) que no son descompuestos con suficiente rapidez por el metabolismo corporal. La sangre se vuelve ácida cuando consumimos cantidades excesivas de alimentos muy yin o muy yang, (tales como azúcar, harina refinada y alimentos animales), así como una falta de consumo de oxígeno (causado a menudo por una falta de ejercicio o movimiento). La acidificación del flujo sanguíneo nos susceptibiliza más a enfermedades infecciosas, molestias hepáticas y enfermedades relacionadas con la vejez. Como ya fue mencionado, la umeboshi suministra las sustancias que aseguran una rápida desintegración de los excesos ácidos en el cuerpo.

2 prevenir la vejez:

La vejez es, simplemente hablando, un proceso de oxidación. La umeboshi y el shoyu tienen un efecto antioxidante sobre la sangre.

3 estimula la desintoxicación:

Como la umeboshi apoya al metabolismo, se asegura el suministro de energía en las células continuamente activas, tal como las células renales y hepáticas. De esta manera, los órganos pueden ejercer con mayor eficiencia sus funciones desintoxicantes normales.

La influencia combinada de estos tres efectos fisiológicos de la umeboshi sirve para rejuvenecer el corazón y aumentar la vitalidad.

Utilización de la umeboshi como remedio casero

 La umeboshi por si misma: se puede comer el pickle de umeboshi o remojarla en agua caliente o en té bancha caliente y luego comerla. O poner trozos de umeboshi en un bollo de arroz. Usar umeboshi en cualquiera de estas formas y en especial en casos de:

Exceso de acidez estomacal

Problemas intestinales

Cansancio

O luego de comer un alimento dañino, como azúcar.

umeboshi carbonizada: se carbonizan varias umeboshi en el horno hasta que su superficie exterior se ennegrezca. Machacar la pulpa hasta que quede un polvo. Tomar un poco de este polvo en agua caliente o té bancha. La umeboshi carbonizada es útil en las siguientes circunstancias:

Resfríos

Diarreas en casos de diarrea grave agregar un poco de umeboshi carbonizada en crema de kuzu (para bebes es mejor dar crema de kuzu con kombu carbonizada)

Ulceras estomacales

Tuberculosis intestinal

Cáncer intestinal

  • semilla de umeboshi carbonizada: guardar los carozos de        umeboshi. En su interior se encuentran las semillas. Se pueden comer así, como nueces. En las mejores umeboshi, procesada por muchos años, la sal y el calor han penetrado en el interior de la semilla. Se puede tostar las semillas al horno, a una temperatura elevada. Luego se hacen polvo, que se conserva en un frasco

Esta es una preparación muy yang, cuando hay problemas estomacales, dolores intestinales, diarreas, etc. una cucharadita de este polvo tomada con té bancha puede ayudar mucho. También como condimento sobre los cereales.

  • Ume-Sho-Ban: machacar la pulpa de una umeboshi. Agregar ½ cucharadita de shoyu y luego echar té bancha hirviente (1/2-1 taza). También se puede agregar algunas gotas de jengibre. Revolver bien y tomar. Esta preparación no es adecuada para bebés o niños pequeños: es mejor darles umeboshi-kuzu o ume-sho-ban sin jengibre y con menos shoyu.

Esta bebida es buena para:

Dolores de cabeza por consumo excesivo de yin

Problemas estomacales (náuseas, inapetencia, etc.)

Cansancio

Anemia, debilidad sanguínea, circulación débil

Intoxicación por monóxido de carbono

  • Condimento Ume-Sho: machacar la pulpa de una umeboshi y cocer con shoyu y agua hasta obtener una pasta espesa. Se puede usar un poco como condimento. Disolviendo ½ cucharadita en té bancha, se obtiene el ume-sho-ban (sin jengibre)
  • Caldo de umeboshi: en un bol grande poner una umeboshi, 1 cucharadita de copos de bonito y shoyu y echarle agua caliente. Agregar ½ hoja de nori cortada en trozos pequeños. Esta preparación alivia rápidamente el cansancio.

Umeboshi-kuzu y Ume-sho-kuzu: para cansancio, resfríos diarrea.

  •  Jugo de umeboshi: no descartar el jugo que queda en el fondo del barril o frasco de umeboshi. Mezclado con té caliente ayuda a la digestión, intoxicación o disentería estival. También se puede utilizar como compresa para enfermedades de la piel, como un eczema infectado. Se puede obtener un jugo similar hirviendo la pulpa de varias umeboshi en té bancha o agua. Queda un líquido rojizo. Esto es una bebida yang, que también puede usarse en vez de agua salada para tratar quemaduras, o para duchas vaginales.
  • Té de umeboshi: hervir la pulpa de una umeboshi durante ½ hora en un litro de agua; colar y si es necesario diluir en más agua. Bebida muy refrescante en verano.

Las hojas de Chiso (o Shiso):

 Shiso en Japón significa (hoja púrpura), SHI “purpura”, SO “hoja”. Es miembro de la familia de la menta. Su nombre botánico es “Perilla frutescens”. La planta de Perilla crece rápido. Su sabor, color y tasa de crecimiento nos indica que es más yin. La hoja de Chiso se ha usado por mucho tiempo en la producción de umeboshi. Además de contribuir al sabor y color, también actúa como conservadora. El Chiso contiene el aldehído Perilla, habiéndose documentado que contiene más de mil veces la fuerza de los conservadores sintéticos usados en la alimentación.

Las hojas de Chiso son ricas en clorofila, vitamina A, B2, C, y también calcio, hierro y fósforo. También contiene ácido linoleico, con capacidad para disolver el colesterol.

Efectos medicinales del Chiso:

Las hojas de Chiso se han usado tradicionalmente en la medicina herbaria de Oriente, con los siguientes efectos:

  • calman el sistema nervioso
  • estimulan la transpiración
  • son diuréticas
  • activan el sistema digestivo
  • ayudan en casos de resfríos y tos
  • el jugo de sus hojas es útil en casos de infecciones fungósicas de la piel (en especial la tricofitosis, que afecta el cuero cabelludo y la barba).

Su utilización: las hojas frescas pueden usarse en ensalada y como decoración en la sopa de miso. El pickle del Chiso puede agregarse al cocer arroz (promueve o genera el apetito).

fuente: “Remedios Macrobioticos Caseros” MICHIO KUSHI  –   MARC VAN CAUWENBERGHE

大根丸

KOTO-DAMA “Espíritu de las Palabras “

Posted in koto-dama, macrobiotica with tags , on junio 12, 2012 by circulodaikon

LA VOZ

 Los cinco sonidos originales de la voz son las vocales A E I O U. Como todas las vibraciones que recibimos y creamos, éstas son manifestaciones espirituales en el mundo de las ondas y de las vibraciones. Cada vocal tiene una vibración diferente de otra y un distinto significado y función. La A abierta es el sonido del abandono de sí; el pequeño “yo” se mueve hacia el infinito, nosotros le damos el sonido RA. Con la O eliminamos el karma eterno, nos purificamos y volvemos más activos, yang, nosotros pronunciamos TO (“O”). La E es el sonido del arte, o de hacer alguna cosa, la afirmación del mundo relativo, la pronunciamos como YE o TE (“e”corta). I, indica voluntad, velocidad del sonido, pronunciada como KI. Hasta el momento podemos constatar que los sonidos A y E son YIN, mientras que los sonidos O e I son YANG. El quinto sonido, U, es el centro, (cualidad YIN  y YANG equilibradas) éste indica el mundo entero, al universo total, así como el SU. Cuando uno duerme, la respiración hace el sonido SU, armonizándose con el Universo.

Cuando uno ríe, ja, ja, se deja llevar. Y cantando TO TO TO – corto y fuertemente- destacando bien cada sílaba aproximadamente unas cincuenta veces, uno se activará. Si inspirando profundamente uno canta JA, se relaja haciendo desaparecer todo bloqueo. Repitiendo este canto (en posición correcta, sentado, las manos vueltas hacia arriba, sobre las rodillas) uno queda completamente relajado y calmo. Es muy bueno hacer esto para cuando se experimenta algún bloqueo interior, ya sea un dolor de espalda, una diarrea, estreñimiento o una mente confusa.

En esgrima se acompaña frecuentemente un pase con una exclamación ¡TO! La potencia y la energía deberían ser generadas de esta forma. Al cantar TO, cerrar levemente los puños, con los pulgares hacia adentro, después de colocarlos en medio de los muslos, suavemente. Así como se canto el JA de una manera muy relajada, el son TO deberá venir expresado con una mayor intensidad de KI, produciendo sonidos más cortos y más pujantes. Cantar JA favorece el metabolismo lento, una digestión lenta y regular, representando a la paz y la armonía. El canto TO se parece más a los latidos del corazón.

Al cantar el sonido E, pongamos las palmas de las manos abiertas sobre los muslos dirigidas hacia tierra, la fuerza de materialización, esta posición de las manos hacia abajo es el opuesto a la posición de cantar JA (palmas hacia arriba). Como lo hacemos para tocar el piano, nuestras manos se encuentran vueltas hacia abajo, postura correcta para crear música. Con la A nos fusionamos con el infinito y así el sonido se pierde en el silencio al fin de cada repetición en YE o TE. Este deberá ser largo, pero terminando definitivamente: debemos llegar a la materialización.

KI es el sonido agudo y penetrante de la voluntad, las manos deberán mantenerse sobre los lados de los muslos, relajadas, pero con la voluntad saliendo fuertemente. No dejar que las manos se crispen. El KI debe ser exclamado con fuerza y en un tono chocante. También en todos los casos, el sonido debe provenir del vientre y no de la garganta. Al inspirar, el abdomen se dilata, luego se contrae entonando el KI.

SU es el más reposado de todos, uno aspira desde todas las partes del mundo y después al cantar con mucha calma el SU, uno invoca al universo entero. Colocar las manos enfrente de sí, en la forma de “mudra cósmico”, o sea en la posición formulada para la práctica de zazen.

Cuando cantamos AUM, podemos comprender lo que ocurre, de acuerdo con lo que acabamos de aprender sobre el sonido. A es una abertura y M  lo contrario, el sonido interior hecho con los labios cerrados. U es el sonido central de unificación. Para este canto, las manos pueden ser colocadas con las palmas hacia arriba, con el pulgar y el índice formando un círculo.

 

KOTO-DAMA: La esencia de las palabras

 En nuestras conversaciones diarias utilizamos diversas palabras y entonaciones para expresarnos. Los sonidos de estas palabras son vibraciones que se forman en la boca, (vocalización es valvulación), en la cabida nasal, y en la garganta en forma coordinada con la campanilla, las paredes de las cavidades, los dientes, los movimientos de los músculos de la garganta, las cuerdas vocales y el movimiento respiratorio. Sin embargo, las fuerzas creadoras de estas vibraciones descienden del firmamento a través de la espiral del cabello en el centro de la cabeza y ascienden por la tierra a través de la región inferior del cuerpo. Por consiguiente, cuando nuestro estado físico y mental está en armonía con el medio gracias al seguimiento de una dieta adecuada y un pensamiento y unas actividades correctas, el sonido de nuestras palabras es capas de representar las fuerzas poderosas del cielo y tierra, y nuestras expresiones verbales pueden transmitir la verdadera visión de la naturaleza y el universo. Las palabras o los sonidos pronunciados en un estado saludable, de armonía con el medio, representan al espíritu Universal y ejercen una poderosa influencia sobre nosotros mismos y sobre todos los seres humanos que nos rodean.

                                                     Clik amplia imagen

Las palabras y los sonidos pronunciados en tal estado se denominan Koto-Dama, la “Esencia de las Palabras”. Cada sonido pronunciado cuando gozamos de buena salud, tiene su propio sentido y poder, así como un efecto especial en cuanto a nuestro estado físico, mental y espiritual. Algunos de estos sonidos se pronuncian con la boca abierta (sonidos YIN), mientras que otros se pronuncian con la boca cerrada (sonidos YANG), entre ambos hay una gama muy variada y cuando nuestro estado físico y mental se adapta más fácilmente a la naturaleza gracias a una dieta vegetal, estos sonidos suenan más claros, igualmente si se rompe la armonía con el medio debido a otras variedades de comida, incluyendo la de origen animal, nuestros sonidos se vuelven más ásperos.

Los  sonidos básicos que se pronuncian en el lejano Oriente desde los tiempos más ancestrales se han resumido en 50 sonidos:

A    KA    SA    TA    NA    HA    MA    YA    RA    WA

 I     KI     SHI   CHI   NI     HI      MI      I        RI      I

U    KU    SU    SU    NU    FU    MU     YU   RU     U

E    KE    SE     SE    NE    HE    ME     E      RE    E

O    KO   SO    SO    NO    HO    MO    YO   RO    O

 La línea de los sonidos “A” incluye sonidos que representan los diferentes estados de las fuerzas invisibles.

  1. La línea de los sonidos “I” representa los diversos sonidos, fuerzas y vibraciones de los fenómenos vivos.
  2. La “U” y otros sonidos de esa línea representan diferentes estados de la armonía y el equilibro.
  3. La “E” y los sonidos de esa línea representan diversos estados del arte y creación.
  4. El sonido “O” y su línea representan los diferentes estados de la forma fisicalizada: el final del movimiento.

Estos cincuenta sonidos hacen vibrar ciertas partes del cuerpo y generan la actividad de las mismas: por ejemplo “I” para el estomago y la región media del cuerpo, “O” para los riñones y para la parte posterior de la región media, “HA” para los pulmones y las funciones respiratorias. Por consiguiente el uso adecuado de los sonidos seleccionados puede fisicalizar y espiritualizar nuestra actividad cotidiana. Véase a continuación algunos ejemplos que podemos practicar frecuentemente durante los ejercicios de DO-IN, y el desarrollo físico, mental y espiritual.

1 El sonido prolongado “SU”. Este sonido pretende armonizar la relación entre nosotros mismos y las personas de nuestro medio y la vida existente en el mundo. Al respirar, pronunciamos “SU” al respirar con o sin sonido real. La respiración es un intercambio que aspira a armonizar nuestro ser con la atmósfera que nos rodea.

2 El sonido prolongado “A-U-M”. el sonido A que se pronuncia con la boca abierta, representa al universo infinito y hace vibrar físicamente la parte inferior de nuestro cuerpo. El sonido “U” representa la armonía, tal como vimos en el caso del sonido “SU” y hace vibrar la parte superior del cuerpo y la parte inferior de la cabeza. El sonido “M”, que se pronuncia con la boca cerrada, representa el mundo infinitesimal y hace vibrar físicamente la zona más compacta: el cerebro.

Por consiguiente “A-U-M” es la expresión de todo el universo y hace vibrar nuestro cuerpo y el canal espiritual desde la zona más baja a la zona más alta, y carga activamente las vibraciones y las corrientes electromagnéticas de nuestras funciones físicas mentales y espirituales. Así, este sonido se a usado en los países orientales durante siglos para generar nuestra actividad diaria y definir nuestra existencia como parte del universo.

3.

Una serie de sonidos: “HI-FU-MI-YO-I-MU-NA-YA-KO-TO-MO-CHI-RO”

Estos sonidos los utilizaban en la pre-historia el antiguo pueblo macrobiótico como los sonidos mas básicos y como fuentes de inspiración para generar actividad física, mental y espiritual de forma unificada. La serie de estos sonidos también describen la creación del universo. Cada sonido tiene diversos significados específicos:

 

HI:   la unidad o el ser, el espíritu Universal y el fuego.

FU: dos; la diferenciación  la polarización, y el comienzo de la vibración y el viento.

MI: tres; la fisicalización y la materialización.

YO: cuatro; la dirección y la esfera. También representa el mundo y la generación.

I: cinco y los fenómenos vivos. La intención o voluntad relativa más activa; el centro.

MU: seis; el fenómeno del nacimiento y la maternidad. También representa la nada.

NA: siete; existencia o nombre relativo identificable. También significa calidad vegetal o el reino de las plantas. La trayectoria de regreso al infinito.

YA: ocho; todas las direcciones y fenómenos de radiación. También representa el infinito.

KO: nueve; el ser infinitesimal, los niños y las cosas pequeñas. También tiene el significado de “aquí y ahora”.

TO: diez; realización y construcción, un edificio y una verja. Así mismo significa abrir la verja hacia el infinito.

MO: cien; expansión, formación de esferas. También significa armonía, mayor desarrollo y madre.

CHI: mil. La variedad de fenómenos vivos y su factor común: la sangre o energía. También significa padre.

RO: diez mil. Armonía a gran escala; desarrollo constante de espirales y círculos. También representa la posición central.

4. una serie de sonidos: A-MA-TE-RA-SU-O-O-MI-KA-MI en el lejano oriente prehistórico, especialmente en Japón, se consideraba que estas series de sonidos ejercían una poderosa fuerza secreta, para proteger nuestra vida y elevar nuestra calidad mental y espiritual. El sintoísmo tradicional lo llamaba togoto-no-kajiri o la “palabra de las diez sílabas divinas”. En conjunto, esta serie también representa al “gran espíritu celestial y divino”, es decir, dios (infinito), cada sílaba tiene su significado respectivo y la serie de sílabas combinadas representa al universo infinito, los fenómenos infinitesimales y la armonía entre ellos. Así el primer sonido A representa el sonido del infinito, el ultimo sonido MI representa al propio ser, y el sonido central SU representa la armonía, como ya hemos mencionado anteriormente.

Los usos anteriormente mencionados de la “esencia de las palabras” en los cánticos diarios o en las plegarias son sólo unos ejemplos. Cuando entendemos el poder de cada sonido podemos producir libremente ciertas combinaciones de sonidos en forma de palabras y expresiones para el desarrollo físico mental y espiritual. De hecho al comienzo de nuestra vida como seres humanos utilizamos sonidos de niño para la manifestación intuitiva de las vibraciones interiores, que se producen física y mentalmente y son la interpretación humana de las energías y vibraciones del medio que se originan en el Universo infinito.

Fuente: “practicas espirituales”

“DO-IN ejercicios para el desarrollo físico y espiritual”

MICHIO KUSHI

大根丸

 

RITMOPRACTICA: EJERCICIOS

Posted in ritmopractica, Tomio Kikuchi with tags , on junio 1, 2012 by circulodaikon

Observaciones:

–        Todos los ejercicios deben ser acompañados rítmicamente por la respiración.

Expire cuando el ejercicio presente mayor dificultad, tensión y esfuerzo, e inspire cuando el ejercicio, denote mayor relajamiento.

Inicie los ejercicios siempre por los movimientos expiratorios.

–        Los movimientos deben ser repetidos rítmicamente, el mayor numero de veces posible, se debe comenzar con treinta, cincuenta, cien veces e ir aumentando a medida, que hubiese mayor disponibilidad física.

En el inicio tal vez no sea posible la realización de los movimientos completamente, ni se logre alcanzar las posiciones correctas de cada ejercicio, debido  al debilitamiento y atrofia de los músculos y tendones; en cambio, si la practica de la gimnasia , fuera constante, diaria, y si hubiera un real esfuerzo por parte del practicante, gradualmente él recuperará  la condición de ejecutar correctamente los ejercicios, restaurando el funcionamiento natural de los músculos, tendones, articulaciones, etc. Cuando hubiese dificultar de ejecutar correctamente un ejercicio, podemos imaginar la recuperación de una bisagra oxidada en una puerta que no se ha abierto hace mucho tiempo. Poco a poco, en diversas tentativas, debemos ir forzando rítmicamente, para que la bisagra se mueva sin quebrarse.

–        En caso de que hubiera escoriación de la piel, específicamente sobre las prominencias óseas, se debe proteger la zona herida, con un curativo grueso, posibilitando así, la continuidad de la gimnasia.

–        Esteras o cobertores viejos de diferentes espesores, pueden ser utilizados como base para la gimnasia.

–        ¡Esta prohibido hacer fuerza! Todos los ejercicios deben ser ejecutados con el cuerpo distensionado, aprovechando el peso de los propios miembros que van a ponerse en movimiento. La acción física de la palanca debe servir de ejemplo en cada ejercicio.

–        Repita todos los ejercicios rítmicos, en un mínimo de cincuenta veces hasta conseguir llegar a cien veces.

                                    EJERCICIO 1

                                    Rodamiento

Siéntese en el piso con la columna erecta, piernas recogidas frente al cuerpo, con las plantas de los pies sobre el piso, la cabeza caída sobre el pecho con la frente casi recostada sobre las rodillas, los brazos doblados y con la mano derecha, asegurando tres dedos de la mano izquierda, la derecha en el doblez de la pierna. Desde esta posición, ruede hacia atrás, dejando que las piernas caigan estiradas por encima de la cabeza, hasta que los dedos toquen el piso. Ruede hacia delante y hacia atrás rítmicamente. En las personas de mayor resistencia puede ocurrir escoriaciones de la piel sobre el coccis. En este caso, proteja la región con un curativo grueso, fijado con un esparadrapo, para poder continuar con el ejercicio.


                               EJERCICIO 2

     Flexión al frente con las piernas separadas

 

 

 Siéntese sobre el piso con la columna erecta, piernas estiradas y abiertas al máximo que pueda, las puntas de los pies deben estar dirigidas hacia atrás, como en el primer ejercicio.

Flexione la parte superior del cuerpo hacia adelante, manteniendo la condición de rectitud de la columna, el ángulo formado por los pies y  la prolongación de las piernas, sin dejar que las rodillas se doblen.

Practique el primer y el segundo ejercicio con la cabeza recta, los ojos mirando al frente, intentando gradualmente disminuir la distancia entre el tronco y el suelo.

EJERCICIO 3

   Flexión al frente con las piernas unidas

 Siéntese en el piso con la columna erecta, las piernas unidas y extendidas al frente, las puntas de los pies volteadas hacia el cuerpo, formando con las piernas un ángulo de 60 grados, conforme lo ilustra la figura.

Flexione la parte superior del cuerpo hacia delante, manteniendo la rectitud de la columna vertebral, las piernas estiradas, unidas y el ángulo de los tobillos.

Los brazos deben descender estirados encima de la cabeza.

           EJERCICIO 4

                            Flexión al frente con las piernas recogidas  

 


 

Sentado en el piso, separe las piernas y dóblelas al máximo posible, dirigiendo los pies en dirección al vientre. Asegure la parte anterior de los pies con sus dos manos y flexione el tronco vigorosamente, procurando apoyar los codos en el suelo, delante de los tobillos. Repita este ejercicio rítmicamente, enderezando totalmente el tronco cada 3 ó 5 inclinaciones.

Durante este ejercicio la espina dorsal debe permanecer lo más recta posible.

EJERCICIO 5

                    Doblamiento para los lados

 Siéntese en el piso con la columna recta, las rodillas dobladas y las nalgas encajadas entre los talones. Los pies deben colocarse hacia fuera, formando con las piernas un ángulo de 90 grados cada uno. Deje los brazos al frente del cuerpo, sueltos naturalmente sobre las piernas, tomando las manos.

Incline la parte superior del cuerpo, una vez por el lado izquierdo y otra por el lado derecho. Intentando alcanzar con los codos de cada brazo el respectivo talón.

 

    EJERCICIO EXTRA

                                                  Flexión abdominal

 

Acuéstese en el piso con los dedos entrelazados firmemente sobre la nuca. Eleve el tronco y dóblelo hacia adelante, manteniendo la columna lo más recta posible, hasta alcanzar las rodillas con los codos. Repita 20 a 30 veces.

EJERCICIO 6

                                     Levantamiento de rodillas

 Acuéstese sobre el piso, encajando las nalgas en el espacio entre los talones, con las plantas de los pies volteadas hacia arriba.

A continuación apoye el peso del cuerpo sobre los codos, recostando la espalda sobre el suelo. Descienda el cuerpo soltando el aire. Las manos permanecen sobre el abdomen. Golpee sobre la región abdominal con los puños relajados al mismo tiempo que levanta las rodillas.

Mueva rítmicamente las rodillas hacia arriba (hasta conseguir elevarlas lo más alto posible) y hacia abajo (hasta el piso).

En este ejercicio, sin excepción, se deben contar por lo menos 200 y un máximo de 1000 veces.

     EJERCICIO 7

                                        Expulsión de los codos

 Siéntese en posición de seiza con los brazos flexionados al frente del cuerpo, a la altura del tórax, las manos abiertas con los dedos unidos, la mano derecha sobre la izquierda sin que estas se toquen.

Mueva con determinación los brazos, llevando los codos hacia atrás de la espalda, lo máximo que pueda.

Expire cuando empuje los codos hacia atrás, e inspire cuando los brazos pasen al frente del cuerpo.

 

     EJERCICIO 8

                                                   FLEXIÓN CERVICAL

  1.                 a.    inclinación del cuello hacia los lados

Siéntese suavemente sobre los talones, con la espalda erecta y las piernas bien unidas (posición seiza). Deje los brazos naturalmente sueltos uno a cada lado del cuerpo.

Incline el cuerpo alternadamente hacia los lados izquierdo y derecho, sin que los hombros se muevan.

b. inclinación del cuello hacia adelante y hacia atrás

 

Siéntese en posición de seiza, deje las manos sobre las rodillas con las palmas volteadas hacia abajo.

Incline el cuello hacia atrás, haciendo que la cabeza caiga sobre la nuca; enseguida, invierta el movimiento, inclinando el cuello hacia delante, dejando la cabeza sobre el pecho.

Inspire cuando levante la cabeza, expire en el movimiento contrario.                 

a.    semirotación de la cabeza

 

 

 

Siéntese en posición de seiza, con la palma de las manos colocadas sobre las rodillas. Manteniendo un nivel rectilíneo de la cabeza con la nariz y la quijada, paralelas al piso, gire el rostro alternadamente por los lados derecho e izquierdo.

a.    rotación de la cabeza

 

 

en la misma posición y con una respiración pausada, haga rodar la cabeza, procurando mantener el cuello lo más relajado posible y la espina dorsal recta.

EJERCICIO EXTRA

                                      Levantamiento de los brazos

 

 

En posición de seiza, estire los brazos atrás del cuerpo, en la espalda con las manos entrelazadas.

Elevarlos lo más altos que pueda, descendiéndolos en seguida.

EJERCICIO 9

                                          Respiración dinámica

 En posición seiza o de pié, suelte por la boca el aire de los pulmones, extendiendo los brazos hacia los lados, a continuación elévelos sin doblarlos. A esta altura, todo el aire de los pulmones debe haber sido expelido. Comience a doblar los brazos a medida que inspira el máximo de aire posible por la nariz. Mantenga los pulmones llenos por 1 ó 2 segundos, con los brazos en la posición más baja y doblados (antebrazos hacia afuera) y puños cerrados.

Repita esta operación por 30 ó 50 veces.

 

    EJERCICIO EXTRA

  Respiración abdominal profunda

 

Quien respire brevemente, usando solamente los bronquios o los segmentos broncopulmonares desarrollará un pensamiento imprudente, un procedimiento inseguro, como la impaciencia, por ejemplo, que es un resultado indiscutible de la respiración corta e incompleta. Estos tipos de perturbaciones, son consecuencia de una respiración insuficiente.

La respiración del gran hombre calmado, realizador, saludable, es siempre profunda, prolongada. En contrapartida a la respiración del hombre incapaz, débil, enfermo, nervioso, que es siempre corta y seca.

La capacidad pulmonar de las personas en general es de aproximadamente 300 a 500 c.c. El consumo real de oxigeno en los pulmones en cambio, es de apenas 10 a 16%.

Cuando respiramos con autoconciencia profunda, la capacidad pulmonar se eleva inmediatamente de 1000 a 1500 c.c.

La costumbre de hacer una respiración corta y seca, agravada por una actividad sedentaria, debilita la resistencia celular del cuerpo entero, que va perdiendo gradualmente la facultad de realizar importantes funciones metabólicas, como en la circulación sanguínea y el cambio de gases en los pulmones.

Con esta manera de practicar diligentemente la respiración, cualquier persona puede alcanzar normalmente hasta 30 a 40 segundos de expiración prolongada.

La promoción de grados (DAN) al titulo de expiración, después de alcanzar los 30 segundos, puede responder a un DAN por cada 5 segundos subsecuentes alcanzados. Así quien llega a los 30 segundos de expiración ya habrá alcanzado el 7 grado (7 DAN).

Una de las grandes ventajas de esta respiración abdominal profunda, es la posibilidad de ser practicada incondicionalmente en cualquier circunstancia de tiempo o de lugar, sentado, de pié, andando por la calle, cumpliendo con los diversos tipos de trabajos, conduciendo un automóvil, acostado en la cama, subiendo una escalera, etc.

La relación entre la respiración y la alimentación, es semejante a la relación entre el fuelle del herrero y el carbón combustible o leña.

Una sangre viciada por una respiración imperfecta, es carente de oxígeno. Los alimentos que consideramos aquí como combustibles, nunca podrán sufrir una combustión completa y perfecta. La respiración puede ser comparada al fuelle del herrero, sin la cual no se podría realizar una combustión completa.

No enviando el aire debidamente oxigenado y en calidad suficiente para los pulmones (fuelles) por la respiración profunda, no combustionamos inclusive los alimentos ingeridos (leña o carbón). Producimos apenas una gran cantidad de humo, debido a la combustión imperfecta, lanzada a la circulación sanguínea, acumulando así, un exceso de dióxido de carbono en la sangre.

Necesitamos practicar siempre la respiración abdominal profunda, para realizar la verdadera regeneración fundamental de la humanidad, evitando la acumulación y el estancamiento de dióxido de carbono en la sangre, causado por el círculo vicioso de respiración insuficiente.

 

Cuando practicamos la respiración abdominal profunda acompañada de actividad o movimiento, ejercicios o trabajo físico, automáticamente fortalecemos la respiración celular del cuerpo entero, aumentando la fuerza del abdomen, de los pulmones, del diafragma y hasta la circulación sanguínea y hormonal. Fortalece también, naturalmente, la función nerviosa y la resistencia mental.

La respiración abdominal profunda es la más aconsejable para fortalecer la vitalidad fundamental del hombre. Esto se debe al hecho de ser la sangre producida en el interior del abdomen, donde se concentra más del 55% de su volumen total.

El secreto efectivo de esta respiración abdominal, es una expiración lo más prolongada posible, en relación a la inspiración, relajando completamente la musculatura de los hombros y brazos.

La respiración abdominal profunda se debe iniciar siempre con una expiración larga contando lentamente u…n…o, d…o…s, t…r…e…s, hasta cinco. Al termino de este conteo, comenzamos a inspirar profundamente con la sensación de que el aire está penetrando hasta las plantas de los pies. Contraemos entonces el esfínter anal y al mismo tiempo llenamos de aire el abdomen inferior, abajo del ombligo sin crear la sensación de la opresión en el pecho.

Conforme desenvolvemos la práctica de la respiración abdominal, vamos aumentando gradualmente el conteo numérico correspondiente a la expiración con cada unidad de cinco (uno hasta cinco) extendida ahora hacia 10, 15, 20 y hasta 50, 60 o más, elevando el tiempo de expulsión del aire, sin utilizar una fuerza impropia.

Presumiendo que en cada número de conteos, se gaste un segundo, el contar hasta 5, corresponde a una expiración de 5 segundos. Así, quién pueda realizar una respiración de 30 segundos, estará en condiciones de ganar el título de primer grado (1 DAN) de la respiración abdominal.

EJERCICIO 10

   Relajamiento del cuello

 

 

En posición de seiza, descanse la mano izquierda sobre la respectiva rodilla, y con la derecha dese golpecitos (con la mano abierta y los dedos unidos en la posición en que normalmente se utiliza en karate) al lado derecho del cuello. Haga este ejercicio alternando a los lados derecho e izquierdo.

EJERCICIO EXTRA

    Contracción anal

 

Así como la respiración abdominal, esta gimnástica, también presenta una gran conveniencia de poder ser realizada en cualquier lugar y a cualquier hora.

El ejercicio de contracción anal fortalece todas las funciones de los órganos internos, especialmente los intestinos, el estomago, el hígado, los nervios, la circulación sanguínea y hormonal, etc.

Existe una relación directa entre el ano y el cerebro. La unión de este con los nervios de todos los órganos es igualmente directa. Esto significa que la influencia del ano a través del cerebro, en relación a todos los órganos es directa e indirectamente muy seria y delicada.

Quien presenta un esfínter anal sin fuerza de contracción, blando, abierto, lánguido, flojo, etc., es realmente un hombre suelto, blando, relajado, desorientado, irresponsable, desordenado, en todo.

Si poseyera al contrario, una capacidad de firmeza del ano, con la forma cerrada contraída, no correrá el riesgo de morir con facilidad, aunque quedará en completa asfixia causada por un accidente violento o un ahogamiento grave.

El entrenamiento de este ejercicio, de contracción anal, es fácil y sencillo, y puede ser practicado en cualquier posición, sea acostado, sentado, de pié, andando por la calle, dentro del ómnibus o en el tren, o en cualquier tipo de trabajo.

El punto esencial de este ejercicio es casi igual al inicio de la respiración abdominal. La contracción anal es mejor practicarla juntamente con cada acto de expiración  abdominal profunda. Quiere decir, que cuando se inicia la expiración del aire, al comenzar por la parte inferior del abdomen, relajando los hombros y los brazos, alternadamente con la inspiración, se debe usar la fuerza de auto-concientización para contraer los músculos del ano.

La cantidad mínima necesaria para el ejercicio de contracción anal, gira en torno a 100 veces por día. Si comparamos esta cantidad con las personas que trabajan muscularmente, 100 veces no es suficiente puesto que los trabajadores braceros, inconscientemente practican esta gimnástica miles de veces por día dada la necesidad inevitable de soportar su trabajo pesado.

El ano es el punto final de la función física interna y el último lugar importante en que se manifiesta la confirmación el auto-control, el auto-ajustamiento, la auto-educación, la auto-generación del propio cuerpo.

Tenemos que concentrar nuestra auto-conciencia positiva en el puno inicial de la vida, realizando una masticación perfecta, y simultáneamente en el punto terminal con al contracción completa del ano obedeciendo al orden de equilibrio de entrada y salida de la energía vital.

 

 Fuente:” Ritmopráctica movimiento transformador del destino humano”

Tomio Kikuchi

大根丸

A %d blogueros les gusta esto: